Fecha: A partir del 25/10/2017

Lugar: La Model

La prisión Modelo de Barcelona ha sido el centro penitenciario donde fueron encarceladas las personas participantes en las revueltas y acciones diversas del siglo XX para reclamar mejoras sociales, unos niveles de igualdad más altos y reformas en las estructuras políticas, sociales y económicas del país y la ciudad, y en la que se produjeron, entre 1939 y 1977, hasta 24 ejecuciones documentadas, por garrote vil.

Barcelona es una ciudad donde los movimientos sociales y las resistencias a las diferentes desigualdades han tenido y tienen una presencia importante y reconocida en el mundo. No es extraño que destinar una parte del edificio de la antigua prisión Modelo a esta función memorial haya sido un antiguo reclamo de entidades sociales y agrupaciones vinculadas al conocimiento de la historia, la transmisión de la memoria popular y la defensa de los derechos civiles y una demanda hecha por profesionales de distintas ramas del conocimiento y vinculados al mundo académico universitario.

La reconversión de un centro penitenciario, o de detención y reclusión, en espacio memorial activo, de conocimiento y difusión, tiene referentes importantes en Europa, América y África. Es en esta tendencia y movimiento donde se inscribe el proyecto de convertir un espacio de la antigua prisión Modelo en un centro de interpretación de la represión y los movimientos sociales. Se programarán exposiciones temporales, seminarios, cursos y conferencias; se activará la investigación y se promoverá la expresión del arte, conciertos, teatro o la actividad cinematográfica en una programación vertebrada por los objetivos generales del centro y abierta al distrito y la ciudad con programas específicos relativos a los intereses culturales vecinales, la actividad de entidades memoriales y su legado documental. La incorporación del taller en el espacio memorial (antiguo espacio para la prisión de mujeres) puede ser un elemento de vinculación estable con el vecindario y la ciudad a través de una programación de las artes escénicas, exposiciones y cine que incorpore propuestas familiares.

El nombre de este equipamiento será La Modelo Espacio Memorial, tal como han pedido la mayoría de entidades memoriales que firmaron el “Manifiesto por el nombre de todas y todos, la Modelo es la Modelo”, de 19 de junio de 2017.

Si la prisión Modelo fue una industria de transformación de existencias, La Modelo Espacio Memorial se proyecta como una industria de generación de conocimiento y difusión cultural.

A la hora de pensar en futuros usos, hay que tener muy presente la dimensión patrimonial de su arquitectura. La estructura panóptica del edificio que proyectaron Salvador Viñals y Josep Domènech Estapà, siguiendo los criterios de Bentham, hacen de la Modelo un edificio de gran singularidad e interés patrimonial. De hecho, el Plan especial de protección del patrimonio arquitectónico del 2000 recoge esta singularidad con un nivel C de protección. Pero proteger el patrimonio no es solo preservarlo, sino también valorarlo. En este sentido, la transformación de la Modelo tiene que poder preservar el valor patrimonial y destacar la singularidad del edificio, alcanzando un claro equilibrio entre el programa de usos y el mantenimiento de las características del edificio, ya que en la Modelo, más allá del valor patrimonial en una dimensión cultural y artística, la organización física se explica y viene determinada por la época histórica de los grandes equipamientos civiles de la ciudad, una ciudad de nueva creación y con vocación metropolitana.

Comparte este contenido