Departamento: Programa Mediterráneo y África. Dirección de Servicios de Relaciones Internacionales

Persona de contacto / Responsable:  Antonio Romero Barcos.

 

Proceso de Barcelona: Unión por el Mediterráneo (UpM)

Definición

El Proceso de Barcelona: Unión por el Mediterráneo (UpM) es una organización internacional de colaboración y desarrollo de relaciones internacionales formada por 43 países. Fue oficialmente constituida durante la Cumbre Euromediterránea de París el 13 de julio del 2008

 La UpM supone un esfuerzo colectivo para reforzar la cooperación y el diálogo entre la Unión Europea y los países de la cuenca mediterránea y constituye un paso decisivo hacia la consolidación de la Asociación Euromediterránea, que nació en la ciudad de Barcelona en el año 1995 y que se ha conocido como el Proceso de Barcelona, razón por la que se ha mantenido esta referencia en el nombre.

En la Unión por el Mediterráneo participan los 28 estados miembros de la Unión Europea, además de Albania, Argelia, Bosnia, Egipto, Israel, Jordania, Líbano, Marruecos, Mauritania, Mónaco, Montenegro, la Autoridad Palestina, Siria, Túnez y Turquía. En total, son 43 países europeos y mediterráneos, que buscan fomentar el equilibrio entre las dos orillas con el impulso de las políticas euromediterráneas.

La UpM, siendo la ciudad de Barcelona la sede designada.

Objetivos

La UpM afronta esta etapa con los objetivos puestos en proyectos concretos, en los que los países miembros comparten intereses, como el medio ambiente, la energía, las infraestructuras de transporte, la gestión de flujos migratorios, el desarrollo empresarial o la educación superior. Para abordar estos objetivos, la UpM se ha dotado de una Secretaría General y seis vicesecretarías con sede en Barcelona y que tienen como función principal la identificación, seguimiento y promoción de nuevos proyectos, así como la búsqueda de financiación y socios para su implementación.

Participación de Barcelona

Barcelona ha jugado un papel destacado en el impulso del proceso euromediterráneo, conocido precisamente como Proceso de Barcelona, ya que nació en nuestra ciudad en el año 1995. Esta implicación se vio reconocida por los 43 países miembros de la UpM, que decidieron que Barcelona fuera la sede del Secretariado Permanente, que empezó a funcionar a principios del año 2010 en las dependencias del Palacio de Pedralbes. El actual secretario general, nombrado en febrero del 2012, es el marroquí Fathallah Sijilmassi.