Presentación

El Servicio de Documentación y Acceso al Conocimiento del Ayuntamiento de Barcelona (SEDAC) fue fundado en 1983, siguiendo el ejemplo de otros servicios similares de ciudades europeas y norteamericanas, para satisfacer las necesidades de información y búsqueda de documentación del Ayuntamiento de Barcelona y, también, para facilitar la consulta de la documentación pública municipal a la ciudadanía, instituciones y empresas interesadas.

El servicio está abierto al cambio continuo en función de la evolución de la sociedad y del Ayuntamiento, por eso, su nombre y funciones también han ido evolucionando a lo largo de los años: ha pasado, primero, por Biblioteca Administrativa; después, por Biblioteca General; y, actualmente, su nombre es Servicio de Documentación y Acceso al Conocimiento, para identificar mejor las funciones actuales de difusión del conocimiento municipal.

El SEDAC y los departamentos del Ayuntamiento

El SEDAC y la ciudadanía

Funciones principales

  • Impulsar el descubrimiento y acceso permanente de los documentos públicos del Ayuntamiento de Barcelona, especialmente en el mundo digital, para garantizar una visión a largo plazo para la sociedad actual y futura.
  • Impulsar la reutilización de los documentos municipales para permitir explotaciones innovadoras y contribuir a potenciar el crecimiento económico de la ciudad.
  • Favorecer que los usuarios puedan acceder a los documentos municipales, en cualquier momento y desde cualquier lugar, vía los dispositivos móviles conectados a las redes digitales u otros canales que puedan existir.
  • Garantizar que los departamentos municipales tienen las evidencias documentales fiables y sólidas que les permiten tomar las decisiones adecuadas, elaborar normas, diseñar programas y alcanzar los objetivos marcados.
  • Asegurar el uso efectivo, eficiente y sostenible de los recursos de información municipales y de los sistemas de información aplicados a bibliotecas, desde una perspectiva transversal y en el marco de los derechos de la información y las buenas prácticas internacionales.
  • Poner en valor las colecciones impresas municipales como importante elemento patrimonial diferenciador, apostando por su transformación a formatos digitales.
  • Liderar los servicios de documentación municipales, desde una perspectiva transversal, para todo el Ayuntamiento de Barcelona y entes vinculados.
  • Cooperar con el resto de actores de la ciudad, especialmente con el Consorcio de Bibliotecas de Barcelona, para acercar la documentación municipal a la ciudadanía.