Bienvenida

La seguridad, como la misma ciudad, es una construcción social. Las ciudades son los espacios donde se localizan las contradicciones y los conflictos globales. Los retos globales requieren soluciones locales, y las ciudades, estructuras social y culturalmente poliédricas, deben darles respuesta.

Las políticas públicas de seguridad de la ciudad presentan una alta complejidad, y en ellas intervienen diversos actores, factores objetivos y percepciones, así como múltiples recursos. Solo se pueden realizar desde un trabajo transversal y con la participación de diversos operadores, reforzando los mecanismos de participación y coproducción de políticas públicas y con un foco importante en la prevención.

Una prevención que debe entenderse como la anticipación de los conflictos y de los procesos de segregación y violencia urbana; la prevención es la pieza clave para articular las políticas de cohesión social y territorial con las específicas de seguridad y protección ciudadana.

Asimismo, también hay que reforzar, modernizar y dotar de instrumentos al cuerpo de la Guardia Urbana y al Servicio de Prevención y Extinción de Incendios y Salvamento, como actores esenciales y garantes de la seguridad, la protección y la convivencia.

Por eso, hay que avanzar en una nueva cultura de la seguridad, que suma y genera corresponsabilidades en la construcción del modelo de seguridad y convivencia deseado. Nuevas políticas que quieren hacer suyos los principios de la proximidad, el territorio y la transparencia.

Amadeu Recasens
Comisionado de Seguridad