"El Programa Làbora me ha ayudado a abrirme paso en el mercado de trabajo"

"El Programa Làbora me ha ayudado a abrirme paso en el mercado de trabajo"

Entrevistamos a Ana Luisa Pérez, quien a los 47 años se ha reinventado profesionalmente y ha encontrado una salida laboral gracias al programa.

Ana Luisa Pérez, de 47 años, vino a Cataluña hace un año medio buscando un futuro mejor para su familia. Durante los últimos 25 años ejerció como profesora y directora de un jardín de infancia, y se jubiló en su país poco antes de emprender este cambio de vida para empezar de cero en Barcelona, donde lo esperaba su hijo mayor.

Al llegar, sin el título que demostrara su formación universitaria y al no poder ejercer como docente, acudió al Programa Làbora buscando orientación laboral e inició un proceso de acompañamiento desde el Punto Làbora de Iniciativas Solidarias. El Programa Làbora es un proyecto de ciudad de cooperación público-social que tiene como objetivo fomentar el empleo y la mejora de la empleabilidad de personas en situación de vulnerabilidad. El proyecto, está liderado por el Ayuntamiento de Barcelona (Instituto Municipal de Servicios Sociales y Barcelona Activa), junto con las entidades sociales de ECAS, Cruz Roja y FEICAT.

Hoy hablamos con ella para conocer un poco más de cerca su historia:

¿Cómo conociste el Programa Làbora?

Cuando llegué a Barcelona, para mí era la primera vez que tenía que buscar empleo. En mi vida había hecho un CV, no me había hecho falta puesto que venía de trabajar durante 25 años en un mismo empleo. Lamentablemente no me pude traer conmigo mi título universitario, pero sí traje el de bachillerato, y sabía que para conseguir un trabajo tenía que cambiar el chip y sobretodo mi mente.

Comencé de la mano de la trabajadora social del Poble-sec, donde vivo, y le pedí que me remitiera al Làbora porque me habían comentado que era un buen Programa en el que me podían ayudar en mi búsqueda de empleo. Me dieron cita y entonces conocí a Mercy en una primera entrevista, quien me explicó cómo funcionaba y cómo íbamos a trabajar para mejorar mi empleabilidad.

¿Participaste de formaciones para trabajar tus competencias?

Así es, en esas orientaciones que fui recibiendo con Mercy decidimos que era importante para mí asistir a los módulos de mejora de la empleabilidad. Allí Mari Cruz nos formó, en cómo elaborar un CV, el modo de presentarme en entrevista de trabajo y toda la formación que uno debería tener para hacer efectiva esa búsqueda de empleo. Además, me ayudaron con los trámites de homologación de mi título de Bachillerato y me facilitaron ayuda económica para el transporte, lo cual me permitió tener mayor movilidad aquí en Barcelona. Paralelamente he ido tomando diferentes cursos para obtener formación de cuidados de personas mayores.

¿Cómo ha sido buscar trabajo en un país nuevo después de toda la vida dedicada a la docencia?

El factor de la edad ha sido una barrera real en muchos casos, ya que la mayoría de empresas con las que me he encontrado preferían contratar a gente joven.

Las formaciones que he obtenido con el Programa me han permitido saberme presentar, defenderme y ponerme en valor ante las empresas, ver la edad más bien como un factor positivo. Tenga la edad que tenga, puedo demostrar con todo lo que he aprendido que tengo la experiencia y las habilidades para poder desempeñar el trabajo que requiera la empresa.

El año pasado entraste a formar parte de una cooperativa para el cuidado de las personas mayores. ¿Cómo surgió la oportunidad?

A raíz de todo este proceso con el Programa, Mercy asistió a una reunión de la comisión socio laboral del Poble-sec, donde la cooperativa Coopera Sec informó que buscaba personas con cierto perfil de gestión a la vez que esa experiencia en el cuidado de personas dependientes para llevar el proyecto.

Ella pensó en mí para el trabajo, me presenté y me seleccionaron. Así es como arrancamos el proyecto en mayo del año pasado, junto a un grupo de mujeres del barrio. Somos 10 mujeres de diferentes nacionalidades que hemos conformado juntas la asociación, llevamos la gestión y también la implementación.

¿Qué servicios ofrecéis además Que Cuidas?

A Més Que Cures trabajamos para el cuidado y el bienestar no sólo de las personas mayores, sino también con niños y personas dependientes o con movilidad reducida. Ofrecemos diferentes servicios personalizados para hacer más fácil su día a día.

Se trata de un proyecto muy feminista, creemos que debemos apoyar el trabajo de la mujer y tenemos una serie de valores que hemos venido trabajando que son muy importantes para nosotras: dignidad, seriedad, honradez, responsabilidad y proximidad. Trabajamos principalmente en Poble-sec, aunque si nos piden servicios puntuales en otras zonas de Barcelona los hacemos también.

Aparte de lo que es el trabajo, hemos hecho una bonita amistad y nos apoyamos mucho las unas a las otras.

¿En qué momento te encuentras actualmente?

Mi reto ahora es seguir echando para adelante esta empresa, la que considero mi empresa. Nos estamos dando a conocer para atraer a esos socios que tanto necesitamos para arrancar, y esperamos que de aquí a uno o dos años la empresa ya esté consolidada. El proyecto de la cooperativa nos está dando una beca de formación subvencionada por Barcelona Activa, hasta el mes de diciembre, con el apoyo de CooperaSec, quienes impulsaron el proyecto. A la vez tengo un trabajo de media jornada que me ayuda a mantenerme económicamente.

¿Cómo resumirías tu paso para el Programa?

Para mí ha sido una experiencia maravillosa, le he sacado mucho provecho y me ha permitido ayudar a mucha gente.  El Programa me ayudó a enfocarme en mis competencias y mis fortalezas para poder encauzarme en el medio laboral. Y ahora siento que tengo las herramientas suficientes para poder desempeñar o conseguir un empleo de una manera más fácil y andar de una manera autónoma.

Todo lo que he aprendido aquí lo transmito a las personas que lo necesitan de mi entorno, no queda aquí solamente. He enseñado a tres amiguitos de mi hijo, jóvenes y sin ninguna experiencia y también a mi hermana, como elaborar un cv y como buscar un trabajo, nos sentamos y practico con ellos.

¿Qué le dirías a una persona que tenga que empezar de nuevo como tú?

Que lo más importante es la actitud positiva que tú tengas ante el reto que te plantees. Por más obstáculos que encuentres en el camino, realmente tu actitud ante ellos es lo que te va a permitir lograr tu meta.

No quiero decir que yo no me deprima porque he vivido mis crisis i tengo días de todo, pero yo misma me doy ánimos. Me digo: no puede ser, si estoy así, veo a mi hijo, que fue mi motor para venir aquí y todo lo que ha logrado, cómo voy a estar así. No importa si llego a mi casa, y no tengo qué comer o que solo tenga un plato de arroz. No importa, yo mañana lo consigo. Es ir con esa mente.

Lo que yo vi en mi casa es que no importa que uno esté así, hay que echar para adelante. Si tú te cierras ante el mundo, las puertas se te van a cerrar.

 

El camino que ha recorrido Ana Luisa no ha sido fácil, pero ha sabido reinventarse, aprovechando su experiencia como docente, capacitándose y sacando sus propios recursos para salir adelante. Luchadora, trabajadora, alegre, agradecida, de aquellas personas que saben ver en los retos nuevas oportunidades para aprender, para levantarse y seguir andando. Su testimonio nos dice que es posible, que con esfuerzo, acompañamiento y una actitud positiva se puede volver a empezar.

Más información