La Superisla de Poblenou avanza hacia su configuración definitiva

Superislas. El Ayuntamiento de Barcelona da por finalizada la fase de experiencia piloto de la Superisla de Poblenou y anuncia una serie de actuaciones para avanzar hacia su configuración definitiva.

Después de un periodo de reflexión y valoración de propuestas, el Ayuntamiento de Barcelona da por finalizada la fase de prueba en la Superisla del Poblenou e inicia una nueva etapa en que se llevarán a cabo las actuaciones necesarias para configurar definitivamente la Superisla como espacio comunitario de referencia, con áreas destinadas al verde, el juego, el deporte y el intercambio ciudadano.

A raíz de la implantación de la primera Superisla piloto en el barrio de Poblenou, el Ayuntamiento de Barcelona abrió un periodo de análisis y reflexión de esta puesta en marcha por parte de todos los departamentos municipales implicados. Al mismo tiempo, fomentó un proceso de valoración y propuestas abierto al vecindario con el objetivo de trabajar conjuntamente con el fin de mejorar y reforzar las potencialidades de este espacio público.

Así, en el marco de este proceso, se han establecido sesiones abiertas en diferentes espacios (debate en la calle, jornada en la Universidad Pompeu Fabra, Consejo de Barrio, etc.) y se ha creado una Comisión de Trabajo integrada por los principales colectivos y entidades implicados.

Hacia la configuración definitiva

Ahora, después del periodo de valoraciones y propuestas, el Ayuntamiento considera finalizada la fase de prueba y la experiencia piloto y empieza una nueva etapa en que avanzará, a través de actuaciones tácticas y estructurantes, hacia la configuración definitiva de la Superisla de Poblenou.

Así, de acuerdo con el feedback obtenido durante la fase de valoración y propuestas, la Superisla pasará a contar con cinco usos diferenciados: deportivos, infantiles, culturales, vecinales asociativos y de estancia, que se distribuirán por todo el espacio.

En un primer momento, estos usos tendrán un carácter táctico y se aplicarán a través de actuaciones temporales y reversibles que permitirán ir comprobando cómo funciona el modelo. Posteriormente, se procederá a la implantación progresiva de actuaciones en la estructura, que hacen referencia a proyectos de reurbanización del espacio y comportan transformaciones y obras de carácter más permanente.

Mesas de picnic, canastas de baloncesto, juegos…

Dentro del primer bloque de intervenciones de carácter táctico y temporal, destinadas a testar como funciona el modelo y su interrelación con los ciudadanos, se incluyen actuaciones encaminadas a remarcar las zonas de estancia y convivencia y también aquéllas dedicadas especialmente a los niños y a la relación ciudadana, en tramos de calle y cruces liberados de tráfico de vehículos de motor.

En el marco de este proceso se están incorporando o se incorporarán a la Superisla de Poblenou durante los próximos meses árboles, bancos, sillas, asientos para niños, aparca-bicis y mesas de picnic.

Asimismo, otros elementos ya implantados o en proceso de implantación son: una pista de atletismo de 80 metros lisos en la calle de Almogàvers en el tramo comprendido entre Ciutat de Granada y Roc Boronat; un circuito de juego en la calle Almogàvers entre Badajoz y Ciutat de Granada; una punto de recarga de coches eléctricos en la calle Roc Boronat entre Tànger y Sancho de Ávila; mesas de tenis de mesa en la calle Almogàvers entre Badajoz y Ciutat de Granada; dos juegos pintados en el suelo en el cruce de la calle Almogàvers con Ciutat de Granada; siete juegos pintados en el suelo en la calle Sancho de Ávila desde el cruce con Roc Boronat hasta Llacuna; un poema de Miquel Martí i Pol pintado en el tramo de la calle Roc Boronat comprendida entre Tànger y Sancho de Àvila; una canasta de baloncesto en el cruce de la calle Ciutat de Granada con Almogàvers; y áreas de juegos infantiles en el cruce de la calle de Sancho de Ávila con Ciutat de Granada y en el cruce de la calle de Sancho de Ávila con Roc Boronat.

Actuaciones sobre la estructura de la Superisla

Aparte de esta primera serie de intervenciones temporales, antes del verano se empezarán en la Superisla de Poblenou algunas actuaciones sobre la estructura que hacen referencia a proyectos de reurbanización del espacio y comportan transformaciones y obras.

Una de estas medidas pasa por la pacificación y reurbanización con plataforma única de la calle Almogàvers en el tramo situado entre Roc Boronat y Llacuna. Las obras, que tienen previsto iniciarse en junio, van destinadas a ganar un espacio de calidad para los vecinos con la instalación de un área de juegos infantiles, zonas de verde y de estancia, bancos y un carril de circulación, reduciendo así sustancialmente el volumen total de vehículos.

Además, fruto del proceso de valoración y propuestas previo con los vecinos en el cual hacíamos referencia al inicio del artículo, se ha acordado la redacción de un proyecto de urbanización de la calle Sancho de Ávila, en el tramo entre Roc Boronat y Rambla de Poblenou, y de la calle Almogàvers, en el tramo entre Badajoz y Roc Boronat, si bien el proyecto definitivo se consensuará con los vecinos.

Ambos proyectos inciden en el aumento del verde y la creación de zonas ajardinadas y de estancia y usos de juegos infantiles o deportivos. La previsión de inicio de las obras es durante el segundo trimestre del 2018.

Por otra parte, los espacios de entrada en la Superisla se urbanizarán ampliando aceras y haciéndolas continuas, incluyendo vados de entrada y de salida para hacer notar a los vehículos que se incorporan a un ámbito pacificado, y se añadirá señalización específica. El inicio de estas obras está fijado por finales de año.

Viviendas públicas y dos nuevas plazas

Dentro de las medidas estructurantes que se abordarán en la Superisla también figura la construcción de un edificio de viviendas públicas del Patronato Municipal de la Vivienda, situado en el ámbito central de la Superisla (el espacio interior de isla que permanece entre las calles Ciutat de Granada, Sancho de Ávila, Roc Boronat y Almogàvers), donde está la previsión de construir un inmueble de once plantas con 68 nuevos pisos públicos. Las obras se iniciarán durante el mes de abril del 2017.

Paralelamente, se empezarán a urbanizar dos plazas que estarán situadas en esta isla central y que actualmente son dos solares en desuso: la plaza Dolors Piera y la plaza de Isabel Vila. La intervención prevé una zona verde de 8.273 metros cuadrados. Como resultado de un proceso de diálogo con los vecinos se ha decidido que se incluirán espacios para huertos urbanos de gestión comunitaria y espacios de estancia. Las obras se iniciarán en otoño del 2017 y la actuación tiene una duración prevista de dos años.

Mejorar la movilidad en la Superisla

Por último, mejorar la movilidad en la Superisla del Poblenou ha sido también una de las líneas de actuación del Ayuntamiento durante los últimos meses. En este sentido, hay que reseñar que, a partir del pasado 30 de enero, se empezaron a aplicar algunos ajustes destinados a hacerla más fluida y operativa.

Así, se recuperó la continuidad de la calle de Roc Boronat con el establecimiento de un solo carril y el tramo de la calle de Sancho de Ávila entre Llacuna y Roc Boronat se transformó en una zona exclusiva para peatones.

En el ámbito del transporte público, las nuevas paradas de autobús de las calles de los Almogàvers y Pallars se acercaron alas existentes y la parada de la calle de Tànger se mantuvo entre las calles de Roc Boronat y Llacuna.

Adicionalmente, se ha avanzado en la implementación progresiva de botones delimitadores para los carriles de circulación con el fin de mejorar la accesibilidad de las personas invidentes.