Eixample

La Esquerra de l'Eixample ha sido uno de los barrios seleccionados para acoger una de las cinco superislas proyectadas en la ciudad. Ni que decir tiene que el reto que se plantea es apasionante. La oportunidad de crear un espacio de convivencia y sostenibilidad en medio del ruido de la densa trama debe hacernos reflexionar juntos sobre el modelo de ciudad que queremos en un futuro, ahora ya no tan lejos ni difícil y con hitos bien concretos.

A través de este ambicioso proyecto, se empieza a dibujar el esbozo de la Barcelona del mañana. Las reflexiones y conclusiones que surgirán del proceso participativo, que acaba de empezar, llevarán a diseñar y hacer realidad nuevos espacios urbanos de convivencia más sostenibles y humanamente acogedores. Zonas donde el tejido social urbano cobra relevancia, pues crea y comparte proyectos de vida a la medida de las necesidades del entorno más inmediato.

Ahora es el momento de participar activamente con el Ayuntamiento en este largo proceso repleto de oportunidades sobre una realidad que nos afecta directamente, porque está junto a nuestra casa, y porque la opinión de los vecinos es imprescindible. Hay que ponerse manos a la obra y establecer ya desde el principio los cimientos de este hito a partir de las aportaciones personales de los ciudadanos dentro del debate colectivo.

  • Districte de l'Eixample
  • Districte de l'Eixample
  • Densidad de población
    418 hab/ha
  • Espacios verdes por habitante
    1,1m2 por habitante
  • Actividades económicas
    3.377 actividades en planta baja

Diagnosis

Superilla de l'Eixample

Barrios de la Antiga y la Nova Esquerra de l'Eixample

Representa el caso de mayor densidad de población y con un grado de diversidad urbana muy elevado. Los factores clave de este caso piloto son la creación de nuevos espacios de estancia dentro del tejido, como por ejemplo la liberación de cruces de calles y la disminución de las afecciones por las redes de movilidad (ruido y contaminación).