Eixample

En la trama Cerdà característica del distrito de L’Eixample está previsto acoger progresivamente algunas de las supermanzanas proyectadas en la ciudad, con la oportunidad de crear nuevos espacios de convivencia y sostenibilidad en medio del ruido de la circulación.

La morfología de L’Eixample, su densidad y el elevado grado de diversidad urbana se convierten en el tejido idóneo para desarrollar actuaciones de mejora de la habitabilidad del espacio y de racionalización de la movilidad. Los objetivos son aumentar el verde y la biodiversidad y ganar espacio público de calidad para realizar actividades diversas con la participación de la ciudadanía.

  • Districte de l'Eixample
  • Districte de l'Eixample
  • Densidad de población
    711 hab./ha
    (datos del 2016)
  • Espacios verdes por habitante
    1,9 m2 por habitante
    (datos del 2015)
  • Superficie de zonas con prioridad de peatones
    7,8 ha
    (datos del 2015)

Diagnosis

Superilla de l'Eixample

L’Eixample es el distrito que concentra el número más alto de habitantes de la ciudad, el 16,4 % de la población de Barcelona, con una densidad superior a la media. Solo concentra el 7 % de la superficie de zonas de la ciudad con prioridad de peatones, y la ratio de verde urbano por habitante se sitúa muy por debajo de la media y es la más baja de la ciudad.

Es uno de los distritos de la ciudad que se encuentra más condicionado por la movilidad urbana. La circulación diaria de vehículos por sus calles demuestra su función en la conexión transversal de la ciudad, en detrimento de la calidad de vida de sus habitantes en términos de salud y habitabilidad.

La centralidad y singularidad de la trama Cerdà, que comprende la totalidad de L’Eixample, parte de Sant Martí y el barrio del Camp d’en Grassot en Gràcia, hacen necesaria la planificación global de los sistemas y redes de movilidad para definir los ámbitos concretos donde implantar las primeras actuaciones.

Talleres