Viviendas dotacionales para personas mayores, un impulso para la calidad de vida

Open House. El concejal de Vivienda, Josep Maria Montaner, visita uno de los edificios de viviendas para personas mayores en el marco del festival de arquitectura 48H Open House.

 

El concejal de Vivienda, Josep Maria Montaner, ha participado en el festival 48H Open House con una visita al edificio Cibeles de viviendas para gente mayor, en el distrito de Gràcia. El recorrido guiado por las instalaciones lo hacían las propias personas que viven allí.

“La calidad de vida aumenta cuando se tiene una vivienda propia en condiciones y con la asistencia necesaria que requieren las personas mayores”, ha asegurado Montaner.

Se trata de pisos de alquiler social con precios asequibles, donde se ofrecen distintos servicios como limpieza, conserjería, terapias auxiliares de geriatría o teleasistencia, además de espacios comunes para realizar actividades como una biblioteca o una sala para hacer ejercicio físico.

Además de tener su propio piso, un espacio privado que cada inquilino puede adaptar y decorar como quiera, las personas usuarias valoran muy positivamente la oportunidad de tener espacios comunes donde comparten su tiempo y hacen actividades de grupo.

“El hecho de participar en el 48H Open House contribuye a dar visibilidad al Ayuntamiento y a sus políticas de vivienda”, ha remarcado Montaner, quien ha señalado que muchos visitantes desconocen la existencia de este modelo de viviendas y quedan “muy sorprendidos” al descubrir los servicios que se ofrecen.

 

Viviendas dotacionales, una prioridad para el gobierno municipal

Actualmente, en Barcelona hay una veintena de edificios con viviendas adaptadas que acogen cerca de 1.200 personas mayores. Montaner ha asegurado que la construcción de este tipo de viviendas es una prioridad para el Ayuntamiento.

De hecho, ya hay dos edificios nuevos de vivienda dotacional acabados de construir en el distrito de Sant Martí y otro en Sarrià, en estado muy avanzado, además de otros proyectos previstos para los próximos años.

“En cinco o seis años, esperamos doblar la oferta disponible y poder ofrecer este tipo de viviendas con servicios a más de 2.000 personas mayores de la ciudad”, ha declarado.

El inmueble de la calle Còrsega, el edificio que el concejal visitó durante el 48H Open House, incluye 32 viviendas distribuidas en cuatro plantas. Cada vivienda tiene una superficie de 45 metros cuadrados y se adapta a las necesidades de los usuarios. A la hora de asignar los pisos, se tuvo en cuenta las condiciones económicas y personales de los solicitantes.

 

Arquitectura social y sostenible

Además de ofrecer una vivienda digna a un precio asequible, el proyecto arquitectónico fue diseñado priorizando los criterios de eficiencia energética con el fin de aprovechar al máximo la iluminación y ventilación naturales.

De esta manera, el sistema de abastecimiento energético aprovecha los recursos naturales y alimenta el sistema de climatización en un 60%. En ese sentido, la directora del centro y los usuarios han aprovechado la visita del concejal para informarle de una incidencia con la refrigeración del edificio en verano.

“Se trata de un sistema muy sofisticado: las instalaciones energéticas ocupan una planta entera del edificio”, ha señalado Montaner, que se ha comprometido a trasladar esta incidencia a los servicios técnicos municipales.

El Cibeles es uno de los cuatro edificios del proyecto de investigación europeo High-Combi, que busca implementar energías renovables en la construcción de viviendas, y ha conseguido la certificación energética A. Se trata del segundo edificio de viviendas de Barcelona en conseguir la máxima certificación energética.

 

Un festival que abre puertas

El festival de arquitectura 48H Open House 2017 ha permitido visitar más de 200 espacios en Barcelona y otros municipios del área metropolitana, como Santa Coloma de Gramenet, Sant Joan Despí, Badalona o L’Hospitalet de Llobregat, la ciudad invitada de esta edición.

La jornada de puertas abiertas al edificio Cibeles se enmarca en la actividad GRAN OpenExtra, una iniciativa gracias a la cual son las propias personas mayores quienes hacen la visita guiada al edificio.

La oferta de este año ha sido muy diversa: casas modernistas, fábricas, bibliotecas, viviendas de construcción pública y hoteles, pasando por edificios históricos como la sede del distrito de Sant-Montjuïc y estructuras modernas como el Auditorio y el Museo de la Música.