La Medida de Gobierno por una Democratización del Cuidado se presentó al Pleno del Ayuntamiento el pasado 26 de mayo

El 26 de mayo se presentó en el Plenario del Ayuntamiento de Barcelona la Medida de Gobierno por una Democratización del Cuidado 2017 – 2020. Una medida con 68 actuaciones dirigidas a poner los cuidados en el centro de las políticas municipales y que cuenta con una dotación presupuestaria inicial de 59 millones de euros adicionales para el período 2017 hasta 2020.

La Medida de Gobierno por una Democratización del Cuidado impulsa desde el Comisionado de Economía Cooperativa, Social y Solidaria y Consumo con el coliderazgo de la Regiduría de Feminismos y LGTBI. Para la elaboración de la medida se ha creado un grupo motor encargado de dinamizar todo el proceso, y con el objetivo de tejer compromisos, alianzas y colaboraciones, se ha creado una Comisión Interdepartamental, donde han participado diversas áreas y departamentos del Ayuntamiento de Barcelona. En el proceso de elaboración de la presente Medida de Gobierno también ha sido imprescindible contar con la experiencia de personas y entidades referentes en la materia, para contrastar los resultados del análisis y las propuestas realizadas.

El proceso de elaboración de la Medida se ha nutrido de la elaboración de un mapa de servicios, programas y proyectos municipales enfocados a la provisión y la recepción de cuidado actualmente existentes en el Ayuntamiento de Barcelona. Y también de la elaboración del estudio diagnóstico, encargado a la Universidad de Vic y la Cooperativa La Ciudad Invisible, llamado “Economía de los cuidados y política municipal: hacia una democratización del cuidado en la ciudad de Barcelona “. Algunos resultados relevantes del diagnóstico son la sobrecarga de trabajo que sufren las familias y la feminización de estas tareas; el impacto negativo que tiene la asunción del cuidado con respecto al estado de la salud física y mental, la participación laboral y la autonomía económica; y la alta precariedad laboral del sector de los cuidados.

En resumen, la medida pretende impulsar a medio y largo plazo otra manera de organizar socialmente el cuidado, desde un punto de vista transformador. Para ello, se han establecido tres objetivos principales: reconocer el cuidado como parte central de la vida socioeconómica de la ciudad, promover la corresponsabilidad de todos los actores sociales a la hora de garantizar el derecho a un cuidado digno y de calidad, y reducir las desigualdades sociales y de género que actualmente caracterizan tanto la provisión como la recepción de los cuidados.

Las actuaciones propuestas se despliegan en base a dos ejes centrales: el reconocimiento de la centralidad social del cuidado y su socialización. Hay, además, dos ejes transversales que atraviesan el conjunto de actuaciones de la medida: la eliminación de la (mal) división social del trabajo y el empoderamiento individual, relacional y colectivo de las personas proveedoras y de las personas receptoras de cuidado.

Algunas de estas actuaciones son: la ampliación de la red de Espacios Familiares del IMEB; el nuevo programa “Preparados para cuidar” para promover la corresponsabilidad de los hombres con el cuidado; el impulso a la covivienda; las ayudas a la rehabilitación funcional del hogar de personas con discapacidades; la ampliación del proyecto “Radares” y “Bajamos a la calle” para abordar  situaciones de soledad no deseada.