El Mercado del Ninot recuerda a los deportados a los campos nazis

Memoria. Una placa conmemorativa rinde homenaje a Eliseu Villalba, que fue subdirector del mercado y superviviente del campo de concentración de Mauthausen.

El horror de la Guerra Civil Española y la derrota republicana forzó a centenares de miles de personas a cruzar los Pirineos. Muchos exiliados y exiliadas acabaron siendo deportados a campos de concentración nazis. Entre estas personas se encontraba Eliseu Villalba, funcionario del Ayuntamiento durante la Segunda República, superviviente del campo de Mauthausen y uno de los fundadores de la asociación Amical de Mauthausen.

La asociación Amical de Mauthausen, con la colaboración del Instituto Municipal de Mercados de Barcelona y el Mercado del Ninot, ha querido rendir homenaje a la figura de Villalba con la instalación de una placa conmemorativa.

Villalba fue subdirector del Mercado del Ninot durante la República, y en el año 1939 se exilió a Francia. Entre 1940 y 1944 estuvo internado en el campo de concentración de Mauthausen y, posteriormente, lo trasladaron a Gusen, donde fue liberado el 5 de mayo de 1945. Volvió a Barcelona tres años más tarde, pero no se pudo reincorporar a su trabajo en el Ayuntamiento porque tenía un expediente de depuración.

La inauguración de la placa, que se ha instalado en la pared interior de la entrada de la calle de Mallorca del Mercado del Ninot, ha corrido a cargo de su hija M.ª Lluïsa Villalba.

Apoyo al retorno de los deportados españoles

La Amical de Mauthausen y otros campos y de todas las víctimas del nazismo de España nació en 1962, fundada por personas que habían sido deportadas, como Eliseu Villalba, y familiares de estas personas con el fin de apoyarlas en el retorno del exilio. Actualmente, la asociación sigue trabajando por la prevención del fascismo y para evitar que hechos como los que se vivieron en los campos de concentración nazi vuelvan a repetirse, y también para conservar la memoria de la deportación republicana.

Memoria democrática contra el olvido

El acto se ha celebrado con la participación de Programas de Memoria del Ayuntamiento de Barcelona, que trabaja con el compromiso de mantener viva la memoria democrática, histórica y popular de la ciudad. Barcelona ha sido escenario de conflictos y luchas sociales importantes en la historia que ya forman parte del patrimonio cultural de la ciudadanía.

Comparteix aquest contingut