Actividades específicas para jóvenes y personas adultas con discapacidad

Definición 

Las actividades de ocio contribuyen a la satisfacción personal y a la mejora de la calidad de vida de las personas que participan, puesto que fomentan las relaciones interpersonales, el entretenimiento y potencian las capacidades y la autonomía personal.

Dentro del ámbito del ocio para personas adultas con discapacidad, además de la posibilidad que las personas participen de la programación estándar inclusiva existen actividades que se dirigen de manera específica a colectivos con discapacidad y que normalmente son promovidas por el tejido asociativo a través de esparcimientos o grupos.

Las diferentes entidades, en función del colectivo de personas a las cuales se dirigen (movilidad reducida, parálisis cerebral, personas ciegas, discapacidad auditiva...) organizan su programación de actividades de ocio. También los centros de día, residencias y centros ocupacionales velan por el ocio de las personas usuarias de sus centros. En algunos casos las actividades pueden estar dirigidas a personas con pluridiscapacidad o a varios colectivos a la vez.

Las actividades de ocio específicas para personas adultas con discapacidad se programan en muchas ocasiones en el marco de programas de respiro que les permiten disfrutar de un rato de ocio mientras sus personas cuidadoras pueden disponer de tiempo para ellas mismas. En la ciudad de Barcelona el Ayuntamiento impulsa el programa Temps per a tu, que funciona en los diez distritos de la ciudad con actividades de ocio para niños, jóvenes y personas adultas con discapacidad y personas con dependencia y sus familias.