Los casales son equipamientos nacidos para ofrecer todo tipo de encuentros, actividades y experiencias de convivencia entre los vecinos y las vecinas del barrio. Desde talleres de idiomas, informática o danza; hasta cesiones de espacios a asociaciones, desarrollo de iniciativas vecinales o, sencillamente, espacios de encuentro y convivencia no organizados.

La gestión de estos espacios está orientada no solamente a poder ofrecer servicios inclusivos, de calidad, sino también, y especialmente, a favorecer la participación ciudadana, el voluntariado y la colaboración mutua en la organización de las actividades en el barrio. Se quiere que estos sean los ejes vertebradores de la dinámica de los equipamientos.

Y se quiere que, en definitiva, los casales de barrio se conviertan en una segunda casa, una casa de la comunidad: un espacio donde encontrarse, conocer, compartir y crecer y, de este modo, hacer crecer, entre todos, nuestro barrio.


Enlaces relacionados