Cómo podemos diseñar una visita inclusiva al Park Güell

Publicación de la licitación

EL RETO

Barcelona quiere convertirse en una ciudad más accesible e inclusiva. Desde hace años, Barcelona trabaja por eliminar las barreras arquitectónicas y adecuar los espacios públicos para dar acceso a personas con diferentes necesidades de movilidad. Avanzando hacia la accesibilidad universal, la ciudad apuesta por aprovechar el uso de los datos y la tecnología para hacer que las personas con diversidad sensorial y cognitiva también puedan disfrutar de los espacios públicos, en concreto del Park Güell, y así garantizar el derecho a la educación, el ocio y la cultura.

La accesibilidad universal implica que todas las personas comprendan, disfruten y utilicen el espacio público de manera autónoma, con comodidad y seguridad. Los entornos que son accesibles de forma física, sensorial y cognitiva permiten que las personas con diferentes necesidades de movilidad, de visión o de audición y de comprensión puedan utilizarlos.

El Park Güell, espacio gestionado por Barcelona de Servicios Municipales (BSM), ha hecho adaptaciones y ofrece propuestas de rutas de visita para personas con movilidad reducida. No obstante, hay oportunidades de mejora para incluir a las personas con diversidad sensorial y cognitiva.

Barcelona invita a los emprendedores, organizaciones y empresas disruptivas a proponer soluciones innovadoras basadas en datos y tecnología que ayuden a alcanzar la accesibilidad de las personas con diversidad sensorial y cognitiva en este espacio emblemático de la ciudad. Las soluciones pueden dirigirse a un espacio o al otro, considerando las características específicas y el público objetivo de cada uno. Las soluciones deberían poder adaptarse y reproducirse en otros espacios públicos.

Con este reto, Barcelona anima a poner los datos y la tecnología al servicio de las necesidades sociales para así promover la consecución de los objetivos de desarrollo sostenible (ODS) de la Agenda 2030, en concreto los siguientes:

  • 3) Salud y bienestar
  • 10) Reducción de las desigualdades
  • 11) Ciudades y comunidades sostenibles
  • 15) Vida de ecosistemas terrestres
  • Durante las últimas décadas la legislación ha permitido que los espacios públicos sean diseñados o adaptados para garantizar el acceso a personas con movilidad reducida. Para avanzar hacia la accesibilidad universal, con el aprovechamiento de los avances tecnológicos, hay que innovar para garantizar que las personas con diversidad sensorial o cognitiva también puedan acceder y disfrutar de los espacios públicos.

    Barcelona es una ciudad con 1,6 millones de habitantes (datos del 2019), de los que aproximadamente 151.814 tienen algún tipo de discapacidad. Eso significa que la prevalencia de la discapacidad es del 9,2 %, y la población en esta situación puede tener dificultades para acceder a los espacios públicos. Asimismo, hay que considerar a los visitantes de los espacios públicos que no son residentes de Barcelona. Con respecto al Park Güell, durante el 2019 más de 6.000 personas del total de los visitantes tenían algún tipo de diversidad funcional (acreditadas con certificación de más del 33%).

  • El reto busca que todos los visitantes del Park Güell disfruten del espacio con autonomía, comodidad y seguridad, sin importar su diversidad física, sensorial o cognitiva.

    Buscamos soluciones innovadoras basadas en datos y tecnología que permitan lo siguiente:

    • Asegurar que las personas con discapacidad sensorial y cognitiva puedan interactuar con el espacio, por ejemplo, a través de visitas virtuales inclusivas, o herramientas que permitan la interacción mediante el tacto, el olfato, la concepción del espacio, la percepción de formas y colores, el oído, etcétera.
    • Digitalizar el contenido para incorporarlo a la visita, teniendo en cuenta la adaptación de los soportes físicos necesarios existentes o que estén por desarrollar, así como toda la señalización informativa necesaria.
    • Explicar la historia y el propósito de los espacios, de manera que las personas puedan tener una experiencia integral de la visita.
  • Características del espacio

    Park Güell

    El Park Güell se un espacio emblemático reconocido patrimonio de la humanidad por la Unesco y con más de cien años de historia. Aun las limitaciones que eso supone en cuanto a la adaptación arquitectónica, se ha buscado el itinerario que va por lugares accesibles con más o menos dificultad y se ha hecho posible un recorrido por los principales puntos de interés para personas con movilidad reducida.

    Se han desarrollado las siguientes iniciativas dirigidas a personas con movilidad reducida:

    Para las personas con otros tipos de discapacidad sensorial o cognitiva no se han hecho iniciativas concretas. Puesto que se trata de un espacio patrimonial, hay consideraciones y validaciones que hacer antes de incorporar elementos físicos, incluyendo señalización.

     

    2019

    2020

    visitantes total

    3.153.973

    1.029.669

    visitantes con diversidad funcional*

             6.100   

             2.486   

    * Incluye todos los tipos de discapacidad acreditados con certificación de más del 33 %.

    Antecedentes y legislación

    La importancia de la promoción de la accesibilidad como instrumento para hacer efectivo el principio de igualdad de la ciudadanía tuvo una primera aparición en Cataluña, en el Decreto 100/1984, de 10 de abril, sobre supresión de barreras arquitectónicas. Siete años después, el Parlamento aprobó la Ley 20/1991, de 25 de noviembre, de promoción de la accesibilidad y de supresión de barreras arquitectónicas.

    Posteriormente, el Gobierno aprobó el Decreto 135/1995, de 24 de marzo, por el que se desplegaba dicha ley y se aprobaba el código de accesibilidad. Estas normas establecieron las bases para la supresión de las barreras arquitectónicas y en la comunicación y para la promoción de ayudas técnicas para mejorar la calidad de vida y la autonomía de las personas con diversidad física o con movilidad reducida.

    Esta normativa ha comportado un avance importante para Cataluña, pero, después de los años en que ha estado vigente, todavía hay personas con diversidad física, sensorial o cognitiva que viven situaciones de desigualdad de oportunidades, de discriminación y de dificultades para la participación social y para el ejercicio de sus derechos —en la comunicación, la educación, el ocio y la cultura—.

    En 1996 se aprobó el Plan municipal de accesibilidad que ha priorizado y planificado las actuaciones municipales en materia de accesibilidad en la vía pública durante los  últimos veinte años. A partir de la aprobación de la Ley catalana de accesibilidad del 2014, el Ayuntamiento de Barcelona elaboró un nuevo plan de accesibilidad que se adaptaba a las nuevas necesidades y retos de la vida urbana, de acuerdo con la nueva normativa.

PARTICIPA

Accede al portal de Trámites, consulta toda la información y presenta tu propuesta.