Convenio con la Universidad de Barcelona para impulsar estudios de grado para personas refugiadas

Ayer firmamos un convenio con la Universidad de Barcelona gracias al cual 15 jóvenes de Siria podrán continuar sus estudios universtarios en Barcelona. 15 chicos y chicas de entre 18 y 24 años, algunos de los cuales iban a ser reclutados para la guerra, podrán seguir con sus proyectos vitales, alejados de la amenza real de perder la vida o de quitársela a otros. 

De momento es un proyecto humilde, pero esas 15 vidas no tienen precio, y esto es sólo el principio de lo que puede convertirse en ejemplo de muchas otras colaboraciones entre administraciones y universidades: en Barcelona, en otras ciudades del estado y de todo el mundo. 

El compromiso de esta ciudad con la paz y la defensa de la vida es profundo y está más vivo que nunca. A veces victorias que parecen pequeñas acaban significando pasos gigantes, no sólo porque salvan, literalmente, vidas, sino porque además se convierten en ejemplos que ganan terreno a la impotencia y abren paso a la esperanza.

Enlaces relacionados

Artículo en La Vanguardia

Sobre el blog

Este blog recoge ideas, pensamientos y reflexiones sobre mi día a día como alcaldesa de Barcelona.

Archivo

2016
2017

octubre 2017

Comparta este contenido