Criterios redistributivos en las 'escoles bressol' municipales

15 marzo 2017

-

Derechos sociales , Educación

Ayer nos enteramos de que el gobierno de CIU entre 2012 y 2014 estuvo desviando los fondos destinados a las guarderías municipales a las escuelas concertadas, es decir, a privadas que reciben fondos públicos. Algo por lo que tendrán que dar explicaciones y afrontar una demanda conjunta de municipios afectados.

El mismo día desde el Ayuntamiento de Barcelona anunciamos que a partir de septiembre aplicaremos en las guarderías municipales un sistema de tarifación social, es decir, las cuotas se ajustarán a los ingresos de cada familia, y nunca supondrán más de un 7’5% de su renta anual. El 62% de familias pagarán menos de lo que pagan ahora. Es decir, quien tiene menos paga menos, y eso teniendo en cuenta que en Barcelona hace ya años que la Generalitat dejó de aportar un tercio de la financiación, por lo que el Ayuntamiento es la única administración que asume la parte pública. Hay que sumar este cambio a la ampliación de la oferta con la apertura de 10 nuevos centros públicos, todos financiados por el ayuntamiento.

Quienes gobernamos hoy Barcelona creemos firmemente en una escuela pública, innovadora, de calidad, accesible y equitativa que garantice las mismas oportunidades para todos nuestros niños y niñas. Por eso la priorizamos en los hechos, y no sólo en los discursos.

Enlaces relacionados

Artículo en El País

Sobre el blog

Este blog recoge ideas, pensamientos y reflexiones sobre mi día a día como alcaldesa de Barcelona.

Archivo

2016
2017

octubre 2017

Comparta este contenido