Empezamos el nuevo curso político

6 septiembre 2016

-

Democracia , Municipalismo

Empezamos el nuevo curso político en un clima de extenuación y pesimismo con respecto a la “Política” en general. 

Los mismos que, con toda desfachatez, pretendían colocar en el Banco Mundial a un ex ministro envuelto en un escándalo financiero, nos dicen que no hay alternativa. Ellos o el caos, como si la corrupción y la impunidad fueran sólo daños colaterales de un “orden” que hay que aceptar.

Estamos en un momento de parálisis a muchos niveles, porque el atrincheramiento ha sustituido al diálogo y el politiqueo ha sustituido a lo que realmente importa: las políticas.

Es momento de reivindicar la acción política real, a pequeña escala, la concreta, la que puede verse y tocarse, porque es la que realmente mejora la vida de las personas.

Este es un ejemplo de política que cambia vidas: remunicipalizar servicios que habían sido externalizados. Revertir privatizaciones, lo que asegura puestos de trabajo, condiciones laborales dignas y el control público de servicios esenciales para la ciudad. 

Ante la parálisis del politiqueo, la efectividad de las “políticas”.

Quizás en esta sencilla evidencia está esa “alternativa” que nos dicen que no existe.

Enlaces relacionados

Artículo en El País

Sobre el blog

Este blog recoge ideas, pensamientos y reflexiones sobre mi día a día como alcaldesa de Barcelona.

Archivo

2016
2017

octubre 2017

Comparta este contenido