Lo prometido es deuda, Rubianes

4 diciembre 2016

-

Cultura

En los años 80 Pepe Rubianes alumbró con su sonrisa y su talento la escena cultural barcelonesa, y no dejó de hacerlo hasta que nos dejó.
Lúcido, valiente, irreverente. Capaz de desenmascarar la hipocresía y molestar al público hasta vaciar la sala… pero el público repetía y la volvía a llenar, porque todos necesitamos un espejo en el que vernos, incomodarnos y reírnos de nosotros mismos.
Sus ”viudas”, que eran todos sus amigos, reclamaron año tras año una plaza o una calle con su nombre… y hasta él nos lo recordó desde el más allá en una divertida esquela hace sólo unos meses.
Lo prometido es deuda.
Esta ciudad nunca te olvidará, Pepe.

Enlaces relacionados

Artículo en El Periódico

Sobre el blog

Este blog recoge ideas, pensamientos y reflexiones sobre mi día a día como alcaldesa de Barcelona.

Archivo

2016
2017

octubre 2017

Comparta este contenido