Política llena de verdad

30 enero 2016

-

Encuentro , Pleno

El viernes hubo un pleno extraordinario sobre el estado de la ciudad. Nuestro discurso puede resumirse en: presentación de medidas concretas y disposición al diálogo. Los discursos de la oposición pueden resumirse en: crítica a la falta de medidas concretas y a la falta de disposición al diálogo. Me cuentan los que más años llevan asistiendo a estos actos que es un clásico. Todos sabemos que hay algo teatral en los plenarios, no somos ingenuos. Cada grupo llega con su estrategia y su discurso ya preparado. Da igual lo que diga el otro, porque no hay verdadera escucha ni verdadero diálogo. Los grupos no le hablan a los otros grupos, ni siquiera a la gente a la que representan porque no hay tanta gente que pueda permitirse seguir sesiones de seis horas para las que se necesita verdadero aguante. A quien sí hablan los políticos es a la prensa, que construirá luego el relato de lo que ha pasado y que tan a menudo acaba simplificando en titulares de “ganadores” y “perdedores” y seleccionando cortes parciales. 

Es el juego de la política institucional y lo aceptamos cuando nos presentamos a las elecciones, aunque no renunciamos a ir cambiando poco a poco sus reglas, a abrirlo cada vez más a la gente, a que las estrategias de partido vayan supeditándose a la escucha y al diálogo reales y no al revés. Quiero compartir una emoción: cuando salgo de estas sesiones plenarias entre partidos, salgo cansada y decepcionada con la política en general. Es la emoción contraria a la que me invade cuando salgo de los encuentros con vecinos de diferentes barrios que he empezado a realizar cada 15 días por toda la ciudad. Son espacios informales, no mediatizados por la prensa, donde se propone una “conversación” entre vecinos y alcaldesa en el sentido más profundo del término: hablar, escuchar, preguntar, responder, opinar, protestar, proponer. No se planifican, no hay discursos preparados, no hay estrategia ni se busca ningún titular. Pero sí hay, en cambio, verdad. Hablamos mucho de nueva política, de democratizar, de más trasparencia, de acercar la política a la gente… y en el fondo todo puede resumirse en un anhelo: que la política se llene de Verdad.

 

Sobre el blog

Este blog recoge ideas, pensamientos y reflexiones sobre mi día a día como alcaldesa de Barcelona.

Archivo

2016
2017

octubre 2017

Comparta este contenido