Reinventar los espacios con ojos de niño

19 febrero 2018

-

Cultura , Infancia , Juventud

Barcelona es una de las ciudades más queridas por los niños y niñas de todo el mundo. Sin embargo, estamos en deuda con nuestros pequeños.

Hace unos días estuve reunida con los vecinos del Guinardó en uno de los encuentros que celebramos cada quince días con los barrios. Un padre que había asistido a la reunión con sus hijos se quejaba de que hubiese parques sin apenas árboles ni zonas de sombra para que los niños pudiesen jugar en condiciones durante el verano. Estoy totalmente de acuerdo. Demasiadas veces se han construido las ciudades desde los grandes despachos, pero dando la espalda a los vecinos y sobretodo ignorando a los más pequeños. Estoy convencida que si hubiésemos contado con ellos, si los escucháramos más, hoy en día tendríamos ciudades más limpias, más saludables y más inclusivas.

El 8 de febrero los niños y niñas de Barcelona leyeron el pregón de Santa Eulalia, su pregón, el pregón en el que contaron sus reivindicaciones y deseos para nuestra ciudad. Y dejaron muy claro que querían jugar, más espacio para jugar pero también poder jugar por todas partes, una ciudad pensada para jugar.

Por eso hemos desarrollado un plan de juego pensado y coproducido por los niños y niñas de la ciudad. Por eso crearemos 89 nuevas áreas de juego y espacio lúdico y renovaremos 150 existentes, introduciendo nuevos criterios lúdicos y de accesibilidad pioneros.

No hablamos solo de espacios de juego infantiles. Queremos que toda la ciudad sea un espacio de juego, un espacio mejor y más amable para grandes y pequeños. Una Barcelona para jugar y explorar, plenamente accesible. Porque una ciudad que contiene la mirada de los niños y niñas es una ciudad más saludable y más humana.

Enlaces relacionados

Artículo en El Periódico

Sobre el blog

Este blog recoge ideas, pensamientos y reflexiones sobre mi día a día como alcaldesa de Barcelona.

Archivo

2016
2017

octubre 2017

Comparta este contenido