Respeto institucional sí, pleitesía no

25 febrero 2018

-

Democracia

Ayer expliqué que no participaré en la recepción protocolaria del Rey, lo que coloquialmente se conoce como “el besamanos”. Sí que participaré en la cena y en la inauguración del Mobile World Congress donde coincidiré con el Rey y otras instituciones. Allí nos relacionaremos con respeto entre representantes de diferentes instituciones que hemos trabajado intensamente para que esta edición del Mobile sea un éxito. Pero una cosa es el respeto institucional y otra la pleitesía. Más en los tiempos que corren.

Tras las cargas policiales del 1 de octubre (en Barcelona ciudad hubo cargas en 27 escuelas), el Rey no ha tenido un mínimo gesto de empatía hacia la gente que sufrió esas cargas e hizo un discurso durísimo avalando la linea represiva en lugar de intentar apaciguar el conflicto y aportar serenidad, que era lo que en principio se esperaría de un jefe de estado.

Igualmente, en los últimos tiempos hemos visto como la libertad de expresión se limita a una velocidad preocupante. Dentro de esta limitación se intenta que la figura del Rey sea intocable y que toda crítica sea hecha desde el miedo.

Un rapero ha sido condenado esta semana a tres años y medio de prisión por sus canciones. Y aunque algunas de sus letras me desagraden profundamente y me provoquen rechazo, encuentro una aberración que se le impute un año por injurias a la corona.

En una democracia avanzada cualquier cargo público, el Rey también, ha de poder ser criticado y cuestionado. Más si no es un cargo electo democráticamente sino hereditario. Por todo ello, hoy y mañana coincidiré cordialmente con el Rey pero no participaré en el besamanos que, como el propio nombre indica, es un acto de pleitesía y vasallaje impropio de una democracia del siglo XXI.

Barcelona está preparada para una nueva edición del MWC que promete ser un éxito. Somos una ciudad abierta al mundo, cosmopolita, orgullosa de su diversidad e innovadora. También somos una ciudad comprometida con la libertad de expresión, la paz y los derechos humanos, y por ello pedimos respeto.

Sobre el blog

Este blog recoge ideas, pensamientos y reflexiones sobre mi día a día como alcaldesa de Barcelona.

Archivo

2016
2017

octubre 2017

Comparta este contenido