Una respuesta amable no basta

26 marzo 2016

-

Ciudad refugio

Muy de acuerdo con el artículo de Ana Pastor sobre la carta de Rajoy en la que rechaza la propuesta de Barcelona de acordar con Atenas la acogida de refugiados. Agradezco el tono amable de la carta, pero soy incapaz de entender la negativa. El futuro -y el presente- no nos juzgará por el tono ni por la amabilidad institucional, sino por si fuimos o no capaces de hacer frente a una emergencia humanitaria, por si hicimos realmente todo lo que estaba en nuestras manos. En Barcelona no nos resignamos: seguiremos trabajando para extender la solidaridad entre ciudades, para hacer políticas decentes y para atender las obligaciones jurídicas en materia de derechos humanos.

Sobre el blog

Este blog recoge ideas, pensamientos y reflexiones sobre mi día a día como alcaldesa de Barcelona.

Archivo

2016
2017

octubre 2017

Comparta este contenido