Reducir la contaminación evitaría unas mil muertes al año en la ciudad

Reducir la contaminación evitaría unas mil muertes al año en la ciudad

19/10/2020 15:09

Calidad del aire. El exceso de contaminación provoca uno de cada tres nuevos casos de asma infantil y el 11 % de los casos de cáncer de pulmón.

La contaminación afecta a la salud de las personas, y ahora podemos cuantificarlo en detalle gracias al estudio más exhaustivo elaborado hasta ahora por la Agencia de Salud Pública de Barcelona (ASPB). El exceso de contaminación en la ciudad provoca un 7 % de las muertes naturales: son unas mil defunciones al año que podríamos evitar si la ciudad cumpliera las recomendaciones de calidad del aire de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y no sobrepasara los umbrales.

La contaminación impacta en la salud de las personas

El informe ha constatado que la exposición continuada a los niveles de contaminación que hay en la ciudad es un grave problema de salud pública. La contaminación provoca el 33 % de los casos nuevos de asma infantil (525 al año) y el 11 % de los casos nuevos de cáncer de pulmón (110 al año). El asma es una de las enfermedades crónicas más prevalentes en niños, y se asocia con un alto coste social y económico. Por otra parte, el cáncer de pulmón es uno de los tipos de cáncer más diagnosticados tanto en mujeres como en hombres.

L’Eixample, el distrito más expuesto a la contaminación

El documento también señala que el impacto de la contaminación en la salud no es homogéneo en todas las zonas de la ciudad. El distrito con más contaminación del aire y con más población expuesta es L’Eixample, que acumula el 23 % de las muertes que se atribuyen a la contaminación en la ciudad. Del 26 % de las escuelas que están expuestas a niveles de NO2 por encima del límite legal, la mitad están situadas en L’Eixample, con 15.000 niños aproximadamente.

Menos tráfico, más salud

Reducir el tráfico y el espacio dedicado a los vehículos privados en la ciudad es clave para mejorar la calidad del aire. La Agencia de Salud Pública de Barcelona recomienda aplicar medidas urgentes y transversales para reducir el tráfico, aumentar las zonas verdes y la vegetación urbana y aplicar medidas especiales en torno a los centros educativos y los centros de personas mayores.

En este sentido, Barcelona está llevando a cabo una serie de actuaciones, como la zona de bajas emisiones Rondas de Barcelona, que limita la circulación de los vehículos contaminantes; «Abrimos calles», que recupera las calles para las personas, o el programa «Protegemos las escuelas», que habilita para las personas espacios que antes ocupaba el tráfico delante de los centros educativos.

Comparta este contenido