Tampoco de fiesta nos callamos ante la violencia machista

Tampoco de fiesta nos callamos ante la violencia machista

22/02/2018 20:06

Feminismos. El personal de nueve salas de conciertos y tres festivales han recibido formación para atender cualquier tipo de acoso o agresión sexual y darle respuesta.

Nuevo protocolo conjunto con una decena de salas de conciertos y festivales de música de la ciudad para actuar contra las agresiones y los acosos sexuales en el ocio nocturno. El personal de los locales ha recibido formación para atender cualquier tipo de acoso que se produzca y darle respuesta.

Según la Encuesta de la violencia machista de Cataluña 2016, tres de cada diez agresiones sexuales con o sin violencia tienen lugar en las salas de ocio nocturno. Por eso, este nuevo protocolo impulsado por el Ayuntamiento y trabajado conjuntamente con las empresas adheridas ha servido para formar a sus responsables y personal.

La formación ha consistido en explicar qué es una agresión, cómo hay que atender a las víctimas y de qué modo se puede detectar a un agresor, y también en exponer cuáles son las derivaciones que hay que efectuar, según la voluntad de la persona agredida y el grado de la agresión.

Se han adherido un número importante de salas de conciertos de la ciudad, algunas de las más emblemáticas como Sala Apolo, Razzmatazz, Plataforma, Sidecar, Tarantos, Arena, Jamboree, Marula y Moog, y también tres festivales de música: Privamera Sound, Sónar y Cruïlla.

El protocolo está abierto a todas las salas de ocio y a los festivales de la ciudad que se quieran adherir. Lo pueden solicitar mediante la dirección protocolocinocturn@bcn.cat.

Prevención y señalización

Además de las instrucciones, el protocolo incluye medidas preventivas como evitar criterios sexistas de acceso a la sala o de bonificaciones de bebidas solo para chicas, además de impedir el acceso a la sala a las personas con actitudes sexistas y evaluar las zonas oscuras o escondidas de los locales para priorizar su vigilancia.

También se evitarán actuaciones que fomentan la desigualdad de género, como establecer códigos de vestimenta obligatorios diferenciados en razón de sexo, o mostrar falta de respecto a las personas por razón de género o diversidad sexual.

Las salas y los espacios de los festivales tendrán una señalización con el lema “No callamos” para facilitar la ayuda a quien la necesite e invitarla a pedir apoyo al personal de la sala, además de hacer visible el compromiso por una Barcelona antimachista.

El protocolo ha sido presentado conjuntamente en el Ayuntamiento por la alcaldesa, Ada Colau, la concejala de Feminismos y LGTBI, Laura Pérez, y los representantes de las nueve salas y los tres festivales adheridos al protocolo.

“Tenemos que ser proactivos para no normalizar las agresiones sexuales. Si conseguimos una ciudad libre de violencias machistas, todos y todas ganaremos, no solo las mujeres sino también los hombres en una ciudad más justa, más democrática y más feliz“, ha remarcado a la alcaldesa durante la presentación de la campaña.

Comparta este contenido