Revistas sanitarias en la Hemeroteca del Archivo Histórico de la Ciudad de Barcelona

Fecha de publicación del documento: 
03/08/2020
Año del documento original: 
1938

La Hemeroteca del Archivo Histórico de la Ciudad  conserva una colección muy interesante de revistas médicas, higiénicas y sanitarias de los siglos XIX y XX. Aquí os queremos resaltar algunas de ellas, que ahora se encuentran disponibles en libre acceso a través del portal Hemeroteca digital del AHCB .

El Monitor de la salud de las familias y de la salubridad de los pueblos. (1858-1864).

Revista de higiene, medicina y economia doméstica, fundada y dirigida por Pere Felip Monlau, uno de los higienistas más importantes del siglo XIX.

Monlau fue médico y cirujano, partidario del liberalismo progresista, y uno de los impulsores más destacados de la higiene pública y la medicina preventiva de su época. En su etapa barcelonesa, fue de gran influencia su trabajo Abajo las murallas!! (1841) sobre los beneficios del derribo de las murallas de Barcelona para mejorar las condiciones de salubridad en la ciudad. Dirigió el diario El Vapor y colaboró en los diarios El Constitucional y El Popular.

La ciudad de Barcelona padeció durante el siglo XIX el azote de la fiebre amarilla (1821 i 1870) y del cólera (1834, 1854, 1865 y 1885). Gracias a la influencia de los corrientes higienistas en el siglo XIX las autoridades comenzaron a tomar medidas para evitar la entrada y la progresión  de enfermedades infecciosas en la ciudad.

Gaceta sanitaria de Barcelona : revista científica mensual: órgano del Cuerpo Médico Municipal. (1888-1910).

En el 1885 son los inicios de la creación de un servicio sanitario permanente del Ayuntamiento de Barcelona. La ciudad presentaba un número de víctimas muy alto en momentos de epidemia y hacia falta mejorar mucho en cuanto a higiene y sanidad. El año 1891 quedó configurado definitivamente el Cuerpo médico municipal formado por:

a) Dispensarios municipales, uno por Distrito, que prestaban asistencia médica gratuita: accidentes, enfermos pobres, niños que tenían que ingresar en las escuelas, vacunaciones, estadística mensual, asistencia domiciliaria, y otros servicios como reconocimiento a mozos llamados a filas, sospechosos de enfermedades epidémicas, etc.

b) El  Instituto de Higiene Urbana: se ocupaba de la inspección de mercados, cuarteles, desinfección del subsuelo y conductas hidrálicas, indutrias insalubres, etc y

c) El Laboratorio Microbiológico municipal: se encargaba de vacunaciones antirábicas, análisis de aguas, suelo y subsuelo, vacunación contra la viruela, análisis de alimentos, y del fomento de la investigación dentro del Cuerpo médico.

La Gaceta sanitaria fue el órgano del Cuerpo médico municipal para la publicación de estudios científicos relacionados con las condiciones de salubridad de la industria, el trato médico en los accidentes de trebajo, la afectación de las epidemias en la ciudad,  mendicidad, enfermos mentales, estadísticas, etc. Fueron miembros del Cuerpo médico municipal nombres tan relevantes como Jaume Ferran, descubridor de una vacuna contra el cólera, Joan Giné, Lluís Comenge, o Innocent Paulí.

Revistas sanitarias de la Guerra civil española (1936-1939):

La sanidad durante la Guerra civil española tenía dos áreas interrelacionadas: la sanidad militar del ejército y la organización de la sanidad en la retaguardia.  Las revistas sanitarias de la época de la guerra reflejan esta situación. Los lugares sanitarios del frente tenían que clasificar los heridos y derivar los menos graves hacia la retaguardia en una rápida evacuación que incluía trenes-hospital. Durante el conflicto, destacó la figura del Dr. Josep Trueta i Raspall en el desarrollo de un nuevo método de tratamiento de heridas de guerra que evitaba amputaciones y la aparición de gangrena. Más tarde, este método también fue utilizado con éxito durante la II Guerra Mundial, y todavía es válido hoy en día.

Os queremos destacar aquí los siguientes títulos:

Accés a l'Hemeroteca digital de l'AHCB

Accés a ARCA - Arxiu de revistes catalanes antigues