Excesos y miserias en la Barcelona de la posguerra

El Ayuntamiento de Barcelona publica 'Cuando la riqueza se codeaba con el hambre. Vida nocturna en la Barcelona de la posguerra (1939-1952)', de Paco Villar, una inmersión por la Barcelona de posguerra, en un periodo en el que la ciudad está sometida a un intenso estado policial. Un retrato desde el punto de vista del ocio y la vida nocturna de una ciudad instalada en la doble moral y llena de contrastes: miseria y escasez para unos, riqueza y excesos para otros.

La revista, el flamenco, las vedetes, el jazz, las orquestas, el cine, los bares, el music-hall, salas de fiesta, fines de fiesta, nidos de arte, cafés, salones de té, meublés, casas de citas, estraperlo, prostitutas, transformistas, pajeras, fulanas, casas de gomas, casas de dormir, habitaciones para dormir, agujeros en donde dormir. Esta es la Barcelona de posguerra que retrata el libro Cuando la riqueza se codeaba con el hambre. Vida nocturna en la Barcelona de posguerra (1939-1952).

Paco Villar hace un recorrido por los barrios más populares –el Barrio Chino, el Paralelo, la Rambla o la calle de Escudellers– así como por una nueva geografía del ocio del lujo que surgió por el Eixample y la Diagonal. Una mirada extensa, complementada con una numerosa ilustración gráfica, sobre una sociedad que necesitaba resurgir.

En los años siguientes al final de la Guerra Civil, la ciudad de Barcelona está sometida al hambre y a la miseria, a la represión política, a la venganza, a los fusilamientos y a las tarjetas de racionamiento. La sociedad se encuentra dividida entre vencedores y vencidos, y entre ricos y más pobres. Se trata de una Barcelona de contrastes: una clase media empobrecida, los pobres multiplicados viviendo ante una situación sin precedentes y una clase alta cada vez más rica. A todo ello había que sumar el fenómeno del estraperlo que ayudó al enriquecimiento de las clases más favorecidas.

Además de esta situación de desigualdades, la sociedad también se vio privada de libertades y controlada por el movimiento en defensa de la moral y la religión impuesto en 1941 por el régimen franquista, la Liga Española Contra la Pública Inmoralidad. Este movimiento, unido al control policial, pretendía limitar la vida de ocio que tenía la ciudad. Bares y restaurantes pasaron a restringir sus horarios; salas de música, teatros y cines, además de sus horarios, vieron sometidos sus contenidos al control de la censura. El mundo del espectáculo también se vio subyugado a la represión, y se impusieron grandes multas a los elementos que no llevasen el sello de la censura: textos, vestuario y canciones, entre otros.

Presentación en línea

El martes 3 de noviembre, a les 19 h, en directo desde el canal de YouTube de Biblioteques de Barcelona, se hará la presentación del libro donde participarán Jordi Rabassa, regidor de Memoria Democratica del Ayuntamiento de Barcelona, Paco Villar, periodista, escritor y autor del llibre, y Enric H. March, historiador y escritor.