La Barcelona de Sagar

 

Conocer una ciudad a través de las guías tradicionales de mapas y recorridos o de los álbumes de fotografía ha sido lo más tradicional. Sin embargo, desde hace un tiempo la ilustración se ha convertido en un nuevo método para hacernos descubrir a las ciudades y su gente.

Así lo entendió el Ayuntamiento de Barcelona, que impulsó la colección de los “Carnet de voyage” para descubrir de nuevo los barrios de la ciudad a través de los dibujos y las ilustraciones. El reto pendiente era hacerlo con toda la ciudad: crear el libro de Barcelona a través del arte de coger una libreta, un bloc y salir a dibujar a la calle. Un arte que se ha convertido en todo un fenómeno, el llamado sketching.

El año pasado lo hizo el dibujante francés Lapin, y ahora nos encontramos con la visión de Sagar en su Barcelona. Carnet de Viatge. También coeditado en versión inglesa, Barcelona Travel Notebook, con la editorial Zahorí, Sagar nos ofrece una Barcelona más misteriosa y más próxima a la estética del cómic. No podría ser de otra manera de la mano de un amante del jazz y la literatura negra.

Sagar nos hace viajar por los sitios más turísticos, como la plaza de Sant Felip Neri, el Park Güell o la basílica del Pi, pero también ha incluido rincones más escondidos, que forman parte de su día a día. Por eso, su cuaderno es un paseo único por Barcelona.

El dibujante, nacido en Huesca y establecido en Barcelona desde muy joven, ya había participado previamente en la colección de los “Carnet de voyage” con el volumen dedicado a L’Eixample. Recientemente ha editado un cómic con el nombre de Barcelona. Los vagabundos de la chatarra, considerado uno de los mejor ejemplos del nuevo periodismo hecho desde el cómic y la ilustración.