Inici / Noticia / Ugar recupera la voz

Ugar recupera la voz

Solidaridad. El poeta sirio, encarcelado por sus escritos, se refugia temporalmente en Barcelona gracias a un programa del PEN Català.

El poeta sirio, que estuvo encarcelado por sus escritos, se refugia temporalmente en Barcelona gracias a un programa del PEN Català. Durante 2 años podrá vivir en un entorno seguro para retomar la actividad literaria. En Siria ha estado estrechamente vigilado y encarcelado durante 4 años por sus artículos contra el régimen de Bashar al-Assad y su pertenencia a movimientos opositores.

Se presenta bajo un seudónimo y rechaza que los medios tomen imágenes de su rostro. Ugar, originario de Damasco, todavía se siente marcado por las atrocidades que ha sufrido en Siria a causa de sus artículos contra el régimen de Bashar al-Assad y su pertenencia a movimientos opositores. Aunque hace un par de meses que se encuentra en Barcelona, ​​tiene miedo de que sus acciones generen represalias a los familiares que aún permanecen en Siria.

Forma parte del programa “Escritor acogido”, que lleva a cabo el PEN Català con el fin de dar asilo por un período de 1 o 2 años a un escritor amenazado, perseguido o con riesgo de ser encarcelado como consecuencia de sus escritos. Ugar es poeta y ya de muy joven se mostró crítico con las tradiciones religiosas y sociales. Desde que tenía 16 años ha sido vigilado por la policía secreta por su lucha por la libertad y, en especial, por la libertad de expresión y de opinión. Pasó 4 años encarcelado “en condiciones deplorables” por publicar artículos de oposición al régimen y finalmente decidió huir para evitar un nuevo encarcelamiento.

En su discurso, Ugar relató el control absoluto que vive la población siria y el horror de la masacre que viven a diario los civiles, así como la falta de libertad de expresión: “La palabra significa ‘libertad’ y nace libre, pero nos ha sido robada. La tragedia siria es el miedo a hablar o a escribir. Una palabra, dicha o escrita, puede cambiar la vida de una persona: puede borrar su existencia o hacerla desaparecer durante años en la cárcel.”

Una acogida integradora

El programa “Escritor acogido” supone para Ugar un entorno seguro para retomar la actividad literaria. El Ayuntamiento de Barcelona contribuye cubriendo su alojamiento y con una dotación económica de 31.000 euros este año. Pero el programa también quiere integrarlo en la comunidad literaria del país y en el patrimonio literario, traduciendo su obra al catalán y difundiéndola en Cataluña. Ugar es el cuarto escritor que se refugia en Barcelona a través del PEN Català, que considera que esta iniciativa es un deber de gratitud histórica. También lo cree así el primer teniente de alcaldía, Gerardo Pisarello: “Sabemos cuál es la herida del exilio y por eso les tenemos que dar cobijo, tenemos que luchar contra la opresión por razones políticas. No es caridad, se trata de derechos humanos y, además, supone un enriquecimiento literario y una mejora social para la ciudad.”

Más información

Comparte este contenido