20 Octubre, 2016 - 16:51

Animales. Todos los grupos municipales, excepto el PP y C'S, reivindican la posición de Barcelona como ciudad antitaurina y rechazan la sentencia del Tribunal Constitucional.

Representantes de los grupos municipales de Barcelona en Común, CiU, ERC, PSC y la CUP-Capgirem Barcelona —es decir, todos excepto el PP y C’s— han comparecido para mostrar su posicionamiento conjunto de rechazo a la sentencia del Tribunal Constitucional (TC) que derriba la prohibición de celebrar corridas de toros en Cataluña. Todos los grupos han recordado el compromiso de Barcelona como ciudad antitaurina y en defensa de los derechos de los animales. La alcaldesa, Ada Colau, ha explicado que se está trabajando para dejar sin efecto la sentencia y que no se vuelvan a realizar corridas de toros.

Los grupos han recordado que Barcelona fue pionera en el Estado en declararse antitaurina en el 2004. También se ha hecho referencia a la prohibición de exhibir animales salvajes en los espectáculos de circo y, en general, a la normativa municipal que preserva los derechos de los animales y prohíbe el maltrato.

También se ha destacado el compromiso ciudadano que hizo posible la declaración de ciudad antitaurina, así como la ley de protección de los animales del Parlamento de Cataluña, que prohíbe el maltrato de los animales en espectáculos públicos.

La alcaldesa ha defendido tanto la ley catalana como la normativa municipal, y ha señalado su rechazo “ético, político y jurídico” ante la sentencia del TC. Colau ha destacado que los servicios jurídicos del Consistorio hace tiempo que trabajan para garantizar el cumplimiento de la normativa propia para dejar sin “efectos prácticos” la sentencia del alto tribunal. También se prepara una declaración conjunta en este sentido para llevarla al próximo pleno, el viernes 28 de octubre.