La avispa asiática, una especie exótica invasora que hace peligrar la biodiversidad

Medio Ambiente. La primavera del año 2018 se detectó por primera vez dentro de los límites del Parque Natural de Collserola. Si vemos los nidos no debemos acercarnos a ellos y hay que avisar a los agentes rurales, y si es en el espacio público, a la Guardia Urbana.

La primavera del año 2018 se detectó por primera vez dentro de los límites del Parque Natural de Collserola. Si vemos un nido, no debemos acercarnos a ellos y hay que avisar a los agentes rurales, y si es en el espacio público, a la Guardia Urbana.

La avispa asiática (Vespa velutina nigrithorax) es una especie exótica invasora; su principal peligro es para los demás insectos de nuestro ecosistema, especialmente las abejas de la miel, de las que se alimenta.

Además del efecto sobre la población de insectos y la actividad apícola, también hay que destacar la repercusión que tiene sobre la actividad agrícola, ya que en el momento de máxima actividad del avispero (septiembre) las obreras no solo se alimentan de otros insectos, sino que también van a los campos frutales. En el Parque Natural de Collserola ya se vio el efecto de esta especie en diferentes viñedos y campos frutales en el año 2018.

Riesgo para la población

Las avispas asiáticas hacen dos tipos de nidos: los primarios (más pequeños y resguardados de la lluvia) y los secundarios (mucho más grandes y generalmente en un lugar elevado, aunque también se pueden encontrar a nivel de tierra).

En primavera las reinas que han pasado el invierno escondidas inician una nueva colonia construyendo unos nidos pequeños, dentro de los cuales la reina cría a las primeras avispas obreras, que serán las que más adelante, pasado el verano, construirán el nido secundario o definitivo. Estos nidos se pueden encontrar en cornisas de tejados, garajes, porches o colmenares abandonados y, por tanto, en lugares habitados.

Los nidos secundarios son como una gran bola de papel y pueden alcanzar más de 60 centímetros de diámetro. Normalmente los construyen en las ramas más altas de los árboles, pero también se pueden encontrar en edificaciones abandonadas o incluso en el suelo.

Los colectivos de población con riesgo son:

  • Las personas alérgicas
  • Los apicultores
  • Las personas que trabajan realizando tareas de jardinería o forestales y en la agricultura. Asimismo, también hay que ser prudente cuando se realizan trabajos de jardinería en casa o en los huertos urbanos municipales.

¿Qué hago si me pica una avispa asiática?

Hay que actuar de la misma manera que lo haríamos con una picadura o mordedura de cualquier insecto. Se pueden consultar las recomendaciones del Departamento de Salud de la Generalitat de Catalunya.

En caso de que sea una avispa asiática (hay que identificarla previamente), tenemos que llamar al 061 ante estos supuestos:

  • Tenemos más de una picadura o se han producido dentro de la boca.
  • Somos alérgicos a esta especie de avispa o no sabemos si lo somos.

¿Qué hago si encuentro un nido de avispa asiática?

Ante la presencia de individuos o nidos hay que actuar de la misma manera que con avispas autóctonas o abejas. En caso de que se detecten individuos aislados, hay que mirar si hay algún nido cercano. Si se localiza el nido en el espacio público de la ciudad, hay que llamar al teléfono del civismo (900 226 226) para activar el servicio de recogida y eliminación del nido. Este servicio se ofrece siguiendo las directrices que se establecen desde la Generalitat de Catalunya, por parte de apicultores especializados, que intentarán eliminar todo lo que sea posible, a pesar de que no se puede eliminar por completo la especie invasora.

En caso de que se localice un nido en el espacio privado, es la propiedad la que debe hacerse cargo de su retirada y ponerse en contacto con una empresa especializada en apicultura.

Los nidos no son peligrosos si no se les molesta. Los individuos aislados, cuando se encuentran alejados del nido, tampoco atacan a las personas a menos que se les moleste. Es importante, pues, no manipular el nido en ningún caso y mantener siempre una distancia prudencial de unos metros. En caso de picadura se debe actuar de la misma manera que lo haríamos con una picadura o mordedura de cualquier insecto, o bien llamar al 061 en caso de que tengamos más de una picadura, que la picadura se haya producido dentro de la boca o seamos alérgicos a esta especie de avispa (o no sepamos si lo somos).

Más información