Balance de siniestralidad en Barcelona en el 2020

24/02/2021 - 02:33

Seguridad y prevención. En el 2020 se han reducido en un 38 % los siniestros de tráfico.

El confinamiento y las medidas para limitar la movilidad durante la crisis sanitaria de la COVID-19 contribuyeron a la reducción de los siniestros de tráfico en un 38 % en la ciudad en el 2020. También hubo un 30 % menos de heridos graves y un 36,36 % menos de víctimas de tráfico mortales que el año anterior. Para sensibilizar a la ciudadanía de las consecuencias que tienen las infracciones y distracciones, el Ayuntamiento de Barcelona y la Guardia Urbana han puesto en marcha una campaña con imágenes reales de siniestros de tráfico, en colaboración con las asociaciones P(A)T y Stop Accidentes.

En el 2020 hubo 5.715 siniestros con víctimas, heridas o mortales, en Barcelona, una media de 15 siniestros diarios. Entre los diferentes colectivos, los motoristas, peatones y ciclistas son los más vulnerables. La mitad de las 14 víctimas mortales en siniestros de tráfico del 2020 fueron motoristas (7), y cuatro peatones, un ciclista, un conductor de un vehículo y un conductor de un vehículo de movilidad personal.

Entre los más de 5.000 siniestros de tráfico, en 155 casos hubo personas heridas graves, un 30,8 % menos que el año anterior y la cifra más baja de los últimos 16 años. La mayoría de las personas heridas de gravedad fueron motoristas (73) y peatones (32).

Con respecto a los vehículos implicados en los siniestros de tráfico, se redujeron en un 42,87 %, de 18.975 en el 2019 a 10.841 en el 2020. La mayoría fueron:

  • Coches: 3.892
  • Motos: 3.600
  • Furgonetas: 815
  • Bicicletas: 618
  • Ciclomotores: 489
  • VMP de motor (patinetes eléctricos): 478

Es destacable el aumento de la presencia de vehículos de movilidad personal de motor en los siniestros, que han pasado de un 2,6 % en el 2019 a un 4,415 % en el 2020.

No son accidentes, son siniestros de tráfico

La mayoría de los siniestros de tráfico, originados por vehículos de motor, se produjeron a consecuencia de una distracción o de una imprudencia, y no por causas fortuitas. En el 2020, las tres causas principales de los siniestros fueron la falta de atención al volante (1.300 casos), el hecho de no respetar la distancia entre vehículos (803) y los giros indebidos (673). Otras casuísticas fueron saltarse un semáforo (444), cambiar de carril sin precaución (508), no respetar los pasos de peatones (214) o la falta de precaución al incorporarse a una vía (221).

Las principales causas directas de siniestros producidos por una imprudencia de los peatones siguen siendo no respetar los semáforos (160 casos) y cruzar por fuera del paso de peatones (103 casos).

Entre las causas indirectas de los siniestros de tráfico, el alcohol ha sido la principal causa durante el 2020: ha estado presente en 204 siniestros, un 2,8 % del total. De las más de 30.000 pruebas realizadas por los controles de alcoholemia de la Guardia Urbana, 4.966 han sido positivas. El cuerpo policial también interpuso 41 denuncias penales por conducción temeraria y de riesgo y 1.213 por conducir sin disponer del carné de conducir.

Campaña de sensibilización «Esto no es accidental»

El Ayuntamiento de Barcelona y la Guardia Urbana ponen en marcha la campaña de sensibilización “Esto no es accidental”, sobre las causas principales de los siniestros de tráfico, que se pueden evitar, y sus consecuencias, a través de vídeos con imágenes reales de siniestros en la ciudad. La campaña se realiza en colaboración con las asociaciones STOP Accidentes y P(A)T.

La iniciativa es una acción más en el marco de las medidas para mejorar la seguridad vial, reducir la accidentalidad y planificar la movilidad, que se incluyen en el Plan local de seguridad vial 2019-2022 del Ayuntamiento de Barcelona y en la estrategia Ciudad 30 para reducir la velocidad a 30 km/h en la mayoría de calles de la ciudad.

Back to top