El futuro ya está presente en las plazas y los ejes verdes de L’Eixample

El futuro ya está presente en las plazas y los ejes verdes de L’Eixample

10/02/2022 - 13:09 h*

Urbanismo e infraestructuras. El inicio de las obras del plan Supermanzana Barcelona en el distrito está previsto para junio del 2022.

El plan Supermanzana Barcelona transforma el modelo de calle para generar una red de nuevos espacios de estancia y de paseo en la ciudad del siglo XXI. Implementará una nueva infraestructura ambiental para fomentar la vida en la calle, la movilidad sostenible y el comercio de proximidad. El inicio de las obras está previsto para junio del 2022.

El nuevo modelo urbanístico Supermanzana Barcelona da un salto de escala para iniciar la transformación de L’Eixample después de las experiencias previas en barrios como Sant Antoni, el Poblenou y Horta.

Este es el distrito con menos espacios de estancia para la ciudadanía y con más contaminación, provocada por la presencia elevada de vehículos privados y la falta de espacios verdes. Los proyectos ejecutivos que empezarán el cambio profundo en la ordenación del espacio público de L’Eixample se corresponden con cuatro grandes plazas y cuatro ejes verdes.

Un modelo de calle innovador para el siglo XXI

Fruto del diseño colaborativo de los cuatro equipos ganadores del concurso y la Oficina Técnica Supermanzana Barcelona, nace el nuevo modelo de calle en que se basan los ejes verdes, con criterios comunes con respecto a usos, movilidad, verde, accesibilidad, pavimento, mobiliario y alumbrado. El nuevo modelo de calle será único para todas las transformaciones que se lleven a cabo en la ciudad, y las cuatro que empiezan la transformación son las calles de Rocafort, del Comte Borrell, de Girona y del Consell de Cent.

Con una nueva infraestructura ambiental, la calle está diseñada para fomentar la vida cotidiana en el espacio público y estimular el comercio de proximidad, a la vez que se reducen el ruido y la contaminación.

  • Se prioriza a los peatones y se limita la circulación rodada a 10 km/h, lo que convierte a los vehículos en agentes invitados. Se garantiza el paso de servicios urbanos y vehículos de emergencia.
  • Habrá una plataforma única, desaparecerá el asfalto y se propondrá un pavimento de loseta y granito.
  • Una calle accesible al cien por cien, con elementos de apoyo como guías, botonaduras, semáforos, indicadores de paso, etc.
  • Se colocará más mobiliario urbano: bancos, fuentes, zonas de juego y mesas.
  • Se aumentará el verde, que actualmente solo ocupa un 1 %, y se pasará a un mínimo del 10 %, lo que dará más protagonismo al arbolado en el paisaje urbano. Almeces, tilos y otras especies ocuparán la parte central de la calle para conseguir más frondosidad. El terreno será permeable, con un sistema para reaprovechar el agua de lluvia.
  • Se renovará la iluminación, con un alumbrado pensado para las personas y no para los vehículos.

Además, en los cruces de los ejes con las calles transversales, se crearán 31 placitas, que serán lugares de estancia y espacios de juego infantil.

Cuatro nuevas plazas grandes

Aprovecharán los característicos chaflanes y se ubicarán en los cruces de la calle del Consell de Cent con las calles de Rocafort, del Comte Borrell, de Enric Granados y de Girona. Cada una tendrá 2.000 m2 y un diseño singular, ideado por cada equipo ganador, pero fundamentalmente hay dos modelos de plaza: las del Comte Borrell y Girona serán espacios cívicos que acogerán actividades; las de Rocafort y Enric Granados serán espacios ajardinados y de estancia.

Los ocho proyectos ejecutivos que empiezan la gran transformación de L’Eixample tienen un presupuesto de 52,3 millones de euros.

Un plan para hacer frente a los retos de futuro

Estos cuatro ejes y plazas son el primer paso de la gran transformación de L’Eixample. El plan prevé que en el 2030 se hayan creado 21 ejes verdes y 21 plazas grandes.

Es una de las principales actuaciones del plan Supermanzana Barcelona, que cambia el concepto de espacio público y rompe con el modelo desarrollado en las últimas décadas. Sin embargo, mantiene el espíritu del plan Cerdà, con valores vinculados a la salud y la democratización del espacio público, y lo adapta a las necesidades actuales y de futuro.

El objetivo del plan Supermanzana Barcelona es conseguir una ciudad más justa, saludable, inclusiva y diversa, con cuatro grandes metas:

  • Transformar el espacio público.
  • Mejorar los barrios.
  • Reactivar los tejidos económicos.
  • Impulsar la movilidad sostenible.

Back to top