La Vía Laietana empieza el camino para ser más sostenible, verde y amable

La Vía Laietana empieza el camino para ser más sostenible, verde y amable

08/02/2022 - 19:34 h*

Urbanismo e infraestructuras. El 1 de marzo empieza la primera fase de actuaciones en el tramo entre la plaza de Urquinaona y la plaza de Antoni Maura.

El 1 de marzo empieza la primera fase de actuaciones, en el tramo entre la plaza de Urquinaona y la plaza de Antoni Maura, con una duración prevista de catorce meses. La movilidad de la vía se verá afectada durante las obras.

La reforma de la Vía Laietana está basada en el plan Supermanzana Barcelona, que deja atrás el modelo de movilidad privada aplicado hasta ahora y pone en el centro la movilidad sostenible.

Este modelo de transformación urbana apuesta por dar más espacio a los peatones, las bicicletas y el transporte público. El objetivo es conseguir un eje más accesible y seguro y con más espacios de uso público, para conectar mejor los barrios a ambos lados de la vía y favorecer el comercio local, reduciendo el ruido y la contaminación en la zona.

Los trabajos de la primera fase, que empezará el 1 de marzo, incluyen la renovación y mejora de las redes de servicios del subsuelo, como la red de agua potable y la red eléctrica y de telecomunicaciones municipales.

Además, se reurbanizará el tramo entre Urquinaona y Antoni Maura, se ampliarán las aceras hasta los 4,05 metros y se crearán más espacios de paseo. Una nueva plaza en Antoni Maura conectará la Catedral con el Mercado de Santa Caterina. También se renovará el cruce de la calle de Jonqueres y se creará un nuevo paso para peatones. Además, se plantarán más árboles, para incrementar el verde urbano, y se mejorará la pavimentación y la iluminación de la zona.

Alteraciones de la movilidad durante las obras

Hasta principios de abril las actuaciones se centrarán en la acera del lado del Besòs y ocuparán uno de los carriles de circulación descendentes. Pero la afectación más importante se producirá a principios de abril, con los trabajos en la acera del lado de Llobregat.

Durante el tiempo que dure la primera fase, la circulación en sentido montaña quedará restringida a un solo carril de uso exclusivo para el vecindario, aparcamientos y servicios, hasta la plaza de Antoni Maura. En sentido mar, habrá un carril bus y un carril de circulación para vehículos privados.

El recorrido alternativo de subida se hará por la avenida del Marquès de l’Argentera, el paseo de Picasso, el paseo de Lluís Companys y la ronda de Sant Pere. Las líneas de bus 47, V15 y V17 en sentido montaña se desviarán por este itinerario, mientras que el bus de barrio 120 mantendrá su recorrido habitual. Esta nueva configuración de los recorridos se aplicará también a los desplazamientos en bicicleta.

Con respecto al comercio, las tiendas y mercados se mantendrán abiertos durante las obras y se irá informando sobre la ubicación de las zonas de carga y descarga.

No habrá afectaciones significativas con respecto a las salidas de metro ni las plazas reservadas a personas con movilidad reducida y de los hoteles. Las paradas de taxi situadas en la plaza de Antoni Maura se mantendrán hasta el momento en que empiecen las obras, cuando se trasladarán definitivamente a la calle de Joaquim Pou.

Un equipo de informadores e informadoras trabaja en la zona para comunicar las afectaciones a los comercios y el vecindario. Se informará puntualmente de los cambios que se vayan produciendo en este sentido.

Una vez terminen las obras de la primera fase empezarán las actuaciones en el segundo tramo, entre la plaza de Antoni Maura y la plaza de Antonio López (futura plaza de Idrissa Diallo).

La transformación de la Vía Laietana tendrá un presupuesto total de 32,9 millones de euros.

Back to top