¿Sabes por dónde tienes que circular con la bici?

Movilidad. La Guardia Urbana ha llevado a cabo una campaña informativa en la rambla de Catalunya, uno de los espacios por los que no se puede circular en bicicleta por la acera porque existen dos laterales de circulación lenta.

La Guardia Urbana ha llevado a cabo una campaña informativa en la rambla de Catalunya, uno de los espacios por los que no se puede circular en bicicleta por la acera porque existen dos laterales de circulación lenta. La campaña, que se extiende a todo el distrito de L’Eixample, pretende mejorar la convivencia entre ciclistas y peatones y proteger a las bicicletas frente a los vehículos de motor.

Vídeo ‘Circular con la bici’

Una joven circula con su bicicleta por el paseo central de la rambla de Catalunya y un agente de la Guardia Urbana le indica que se detenga para informarle de que está cometiendo una infracción. Es una imagen que se ha repetido en la zona a lo largo de estos últimos seis meses, con motivo de la campaña informativa y de control que está llevado a cabo el cuerpo policial de Barcelona.

De hecho, circular por un paseo, una acera o un área de peatones cuando hay un espacio alternativo a tal efecto es una de las conductas que está expresamente prohibida en la Ordenanza de Circulación de Peatones y de Vehículos vigente.

Es el caso de la rambla de Catalunya, donde los ciclistas no deben transitar por el paseo central, ya que cuentan con dos laterales de circulación lenta.

La normativa prescribe que las bicicletas tienen que circular por los carriles bici o por las calzadas en las zonas 30 y que, si no existen, deben circular por el resto de calzadas. Solo se les permite circular por la acera cuando no exista ninguna de estas opciones. Eso sí, siempre que estas aceras o paseos tengan más de 5 metros de anchura, más de 3 metros de espacio libre y no se trate de un momento de aglomeración, es decir, siempre que puedan circular durante 5 metros de manera continuada.

Tampoco se puede conducir de manera temeraria, no respetar los semáforos o circular con los auriculares puestos o hablando por el móvil.

Para mejorar el cumplimiento de la normativa, la Guardia Urbana ha estado llevando a cabo, en los últimos seis meses, una campaña específica de información y control en todo el distrito de L’Eixample y, con especial atención, en la rambla de Catalunya.

“El objetivo, que yo creo que se está consiguiendo, es mejorar el civismo entre los usuarios de la bicicleta en un distrito que tiene un alto nivel de uso y llevar a cabo medidas de acompañamiento e información para evitar conflictos de convivencia entre el ciclista y el peatón, además de proteger a las bicicletas de posibles conductas incívicas por parte de los vehículos de motor”, ha explicado el concejal del Distrito, Gerard Ardanuy.

En el marco de esta campaña, la Guardia Urbana ha impuesto 869 denuncias a ciclistas en el distrito, la mayor parte por no respetar el semáforo en rojo, y también se ha denunciado a 387 conductores por no respetar la prioridad de las bicicletas, por circular por el carril bici o bien por parar o estacionar en él.

La mayor atención al cumplimiento de la normativa se explica por el importante incremento de la presencia de este vehículo en las calles de la ciudad y, en consecuencia, de las situaciones de conflicto en las que se ve implicado. En Barcelona, de hecho, los desplazamientos en bicicleta han aumentado de los 47.000 diarios en el 2006 en los 126.000 actuales.

Más información:Modificaciones a la ordenanza relativas a la bicicletaLa bicicleta y la normativaLa bicicleta en la aceraCarriles bici y zonas 30Web de Movilidad

Back to top