Un casal sostenible y participativo para La Trinitat Nova

Un casal sostenible y participativo para La Trinitat Nova

09/04/2018 - 10:23

Inaugurado oficialmente el equipamiento con una jornada de puertas abiertas, talleres, comida y actuaciones musicales

El nuevo casal de barrio de La Trinitat Nova ya se ha estrenado. Los vecinos y vecinas dieron la bienvenida al equipamiento con una fiesta de inauguración celebrada el sábado 7 de abril y que contó con la participación de la concejala del distrito, Janet Sanz, la Taula Oberta de Trinitat Nova y la Asociación de Vecinos de la Trinitat Nova. Además, durante toda la jornada hubo puertas abiertas, animación y juegos infantiles, una comida popular, talleres y conciertos.

El casal de barrio está situado delante de la Casa de l’Aigua, en la isla comprendida entre las calles de Palamós, Garbí y S’Agaró, y da respuesta a una reivindicación histórica del tejido asociativo y vecinal del territorio. Así pues, a partir de ahora la Trinitat Nova dispone de un nuevo espacio sociocultural y de proximidad para llevar a cabo las iniciativas de las entidades del barrio y mejorar la calidad de vida de la ciudadanía.

El proyecto se ha desarrollado con un presupuesto de 2.417.226 euros, y se ha construido un edificio integrado en el entorno y con diversos espacios para hacer actividades. Este nuevo edificio y la urbanización del entorno se han diseñado de manera que se entrelacen, y que los recorridos y caminos, las cubiertas y las plazas acerquen a los ciudadanos a Collserola y conviertan el espacio en un mirador de la ciudad.

El centro dispone de 1.012 m2 divididos en dos plantas. La planta inferior se integra en el espacio público, ya que los pavimentos de la urbanización hacen de cubierta del edificio. En este piso hay un acceso principal al recinto, en el cual se accede desde una nueva plaza situada en la calle de S’Agaró.

La entrada principal conduce a los espacios funcionales del casal, que incluyen cuatro salas taller, dos buques de ensayo, una cabina de grabación y baños y vestuarios. También hay un salón de actos, una sala polivalente y de exposiciones, un patio interior, la recepción, la administración, un taller de cocina y una sala de reuniones.

En la planta superior hay un bar. Esta planta se abre a la parte superior del ámbito de las salas taller, y la cubierta de esta zona se ha urbanizado como extensión natural de la misma calle de S’Agaró, de manera que se genera una segunda plaza que actúa como mirador de la Casa de l’Aigua.

Un edificio plenamente sostenible

A lo largo de todo el proyecto constructivo se han tenido en cuenta criterios de eficiencia energética que hacen del casal de barrio un edificio plenamente sostenible y con una calificación energética de A. Así, incluye un campo de placas fotovoltaicas en la cubierta superior destinadas al autoconsumo. Y cuenta con un sistema de climatización geotérmica que reduce sustancialmente el coste del funcionamiento.

El mismo diseño del edificio y su relación con el entorno hace que buena parte de los usos se desarrollen por debajo de la cota de calle, de manera que el terreno actúa como aislante y permite reducir las pérdidas energéticas. También se han incorporado un conjunto de claraboyas que garantizan la entrada de luz natural a todos los espacios y que se complementan con una iluminación de apoyo que utiliza íntegramente la tecnología LED.