52 centros cívicos con propuestas culturales que no te puedes perder!

52 centros cívicos con propuestas culturales que no te puedes perder!

Los centros cívicos de Barcelona celebran 40 años de cultura en los barrios

Xarxa de Centres Cívics de Barcelona
2022

Centros culturales de proximidad de referencia para miles de personas

Este 2022 hacen cuarenta años los primeros centros cívicos que nacieron en la ciudad: Guinardó, Sant MartíSant Andreu y La Sagrera “La Barraca. Y a lo largo de estos 40 años se han ido construyendo equipamientos hasta llegar a los 52 centros que constituyen hoy en día la Red de Centros Cívicos de Barcelona. Algunos fueron fruto de largas reivindicaciones vecinales, otros nacieron con la recuperación de edificios emblemáticos para la ciudad y otros se crearon nuevos desde los cimientos.

En un sentido cronológico, la red de centros culturales y sociales de la ciudad se comenzó a raíz del Centro Cívico Guinardó, el primero que abrió sus puertas, inaugurado como tal el 19 de junio de 1982. Desde sus inicios, el edificio de Can Planàs ha sido una masía y un vivero de jardinería, y ha acogido en diferentes momentos instalaciones deportivas como un canódromo, una piscina o campos de fútbol. Durante la Guerra Civil, la propiedad fue ocupada por milicianos, equipos de bomberos y también funcionó como escuela, pero, años más tarde, el Ayuntamiento convirtió el edificio en el primer centro cívico de toda Barcelona.

Con todos estos años de trayectoria, los centros cívicos de la ciudad son una realidad consolidada, un referente para miles de personas que participan diariamente en la construcción de una cultura activa, innovadora y arraigada al día a día de los diversos territorios que conforman Barcelona. Y se han convertido en elementos clave en procesos de cohesión social, fomentando, ampliando y reforzando las relaciones entre los diferentes segmentos sociales y colectivos del territorio.

Los programas singulares de determinados centros (la fotografía, la danza, el medio ambiente o el feminismo), sus festivales y propuestas artísticas, con una dimensión central en el territorio más cercano donde operan, pero también con proyectos que tienen un impacto en la ciudad, son la constatación del papel articulador que los centros cívicos tienen en Barcelona. Un papel que se pone de manifiesto también con su participación en grandes programas y equipamientos culturales de ciudad como la Biennal del Pensament o la Biennal de Ciència, entre otros.
 

En 2012, el Institut de Cultura de Barcelona asumió las competencias sobre la red de centros cívicos con el objetivo de consolidar estos centros culturales de proximidad, de mejorar su comunicación y visibilidad y de enriquecer el espacio construido y su dotación técnica e infraestructural.
 

Es por esto que desde la Red de Centros Cívicos se organizan anualmente diferentes proyectos en red establecidos para llegar con diferentes disciplinas a todos los territorios: las artes escénicas en vivo con el Barcelona Districte Cultural, las exposiciones y artes visuales con el proyecto Temporals, los proyectos audiovisuales gracias al ciclo de cine de proximidad Pantalla Barcelona y la divulgación con las charlas y conferencias del proyecto Argumenta BCN.
 

Durante estos cuarenta años de historia, los centros cívicos han sido agentes generadores de producciones culturales emergentes y centros de soporte a la creación. Y el objetivo de la ciudad es que continúen siendo centros culturales de referencia con calidad de propuestas, flexibilidad y capacidad de adaptación, accesibilidad y promotores de las diferentes culturas presentes en la ciudad.

Actividades relacionadas