Caminar por la Via Laietana, más cómodo y seguro

06/08/2018 - 12:37 h

Urbanismo e infraestructuras. La transformación global de la calle se está definiendo mediante un proceso de participación ciudadana.

Empieza la remodelación de aceras en la Via Laietana para mejorar la accesibilidad y facilitar la conexión a pie entre el Gòtic y el barrio de Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera. La actuación se enmarca en el proyecto global de transformación de la calle que se está definiendo en un proceso participativo.

Los trabajos incluyen la renovación de las dos aceras de la Via Laietana, para que tengan una configuración similar a la plataforma única en los cruces con las calles perpendiculares que cruzan la vía, y la reparación de pavimentos y elementos urbanos estropeados.

Las obras, que se terminarán en diciembre, se inician con un primer ámbito de actuación en los entronques de las calles de Àngel J. Baixeras, de Joan Massana, del Consulat de Mar y de Tomàs Mieres, Julià Portet y Joaquim Pou.

En total, se trata de una actuación de cerca de 1.200 metros cuadrados con un presupuesto de 924.000 euros.

Una transformación global de consenso

El mes de junio se inició un proceso de debate y participación ciudadana para definir conjuntamente con el vecindario, los comerciantes y las entidades cómo será el diseño de la futura Via Laietana.

El objetivo es transformar esta calle, una de las principales del distrito, en una vía más amable que facilite la relación entre barrios con más prioridad para los peatones, el transporte público y la bicicleta.

Las conclusiones que se extraigan del debate ciudadano serán las bases para desarrollar el proyecto urbanístico que se ejecutará en el próximo mandato.