En octubre reurbanizamos la plaza de Antonio Maura de Via Laietana

10/06/2018 - 12:30 h

Urbanismo. Las obras durarán siete meses, y el objetivo principal es ganar espacio para los peatones con la desaparición de las semi-rotondas y la ampliación de las aceras.

Las obras durarán siete meses, y el objetivo principal es ganar espacio para los peatones con la desaparición de las semi-rotondas y la ampliación de las aceras. Las obras cuentan con una inversión de 1, 9 M y es la primera actuación de fondo prevista en este mandato para iniciar el proceso de transformación de la Via Laietana.

El Ayuntamiento empezará en octubre la transformación de la plaza de Antoni Maura, en el distrito de Ciutat Vella. El objetivo principal es ganar espacio para los peatones, hacer que los vecinos y vecinas se hagan suyo este ámbito y mejorar la conectividad entre los dos barrios que quedan a ambos lados de la vía, el Gòtic y Sant Pere, Santa Caterina y la Ribera. La reforma costará 1,9 millones de euros, y las obras se alargarán durante siete meses.

La propuesta prevé la desaparición de las dos semi-rotondas actuales para ampliar las aceras, crear nuevos espacios de estancia y facilitar la recuperación por parte de la ciudadanía de la mayor parte del espacio dedicado hasta ahora a la circulación de vehículos. Así, se dará continuidad a las alineaciones de las aceras de la Via Laietana, conservando la anchura actual del tronco central de calzada de la vía y adelantando el enlace de la avenida de Francesc Cambó, con la misma calzada de seis metros de ancho, hasta la calzada central de la Via Laietana.

Además, se proyecta un nuevo paso de peatones central de siete metros de anchura para favorecer el cruce natural de la vía y la movilidad a pie. Y se conservarán los dos pasos de peatones situados actualmente en los extremos de la plaza.

La nueva configuración del espacio obligará a modificar los giros permitidos de los vehículos y a adaptar los accesos a los dos aparcamientos subterráneos. Y se trasladarán a la zona central las dos paradas de líneas regulares de autobús de TMB, actualmente ubicadas en la zona más próxima de la plaza, de manera que se obtendrá más espacio para los usuarios. Además, se colocarán dos marquesinas nuevas, y se eliminarán de la plaza las paradas de bus turístico y la zona reservada para la parada de autocares y autobuses.

El proyecto se ha trabajado en el marco de los consejos de barrio del Casc Antic y del Gòtic y recoge las aportaciones hechas por los vecinos y vecinas de cara a avanzar en la permeabilidad entre los dos barrios. Y forma parte de la medida de gobierno presentada en mayo de 2017 con diversas actuaciones, como la retirada de la estatua de Antonio López, la mejora de los caminos escolares, o la celebración de un proceso de participación para definir la reforma de la Via Laietana.

Inicio inminente del proceso participativo de la transformación de la Via Laietana

Precisamente, el proceso participativo de la reforma global de la Via Laietana está a punto de empezar. En los próximos días se hará público en la plataforma decidim.barcelona, y se celebrará la primera sesión informativa con vecinos y vecinas en el marco del Consejo de barrio del Casc Antic.

Está prevista otra en el Consejo de barrio del Gòtic, y hasta septiembre habrá otras acciones para promover la diagnosis y participación vecinal como recorridos urbanos, talleres temáticos y carretillas informativas en puntos clave como el mercado de Santa Caterina y la Escuela Cervantes. La previsión es que en octubre se haga el retorno a la ciudadanía de los resultados del proceso participativo.

Las mejoras puntuales en las aceras de la Via Laietana, en agosto

Paralelamente, está previsto que a finales de este mes se apruebe definitivamente el proyecto de arreglo y mejoras puntuales en las aceras de la Via Laietana, y que las obras empiecen en agosto. El objetivo principal de la actuación es la mejora del espacio de peatones y de la conexión a pie entre el barrio Gòtic y el de Sant Pere, Santa Caterina y la Ribera con una intervención que abarca unos 3.000 metros cuadrados y cuenta con un presupuesto de 1 ’2 millones de euros.