El empleo en el comercio de Barcelona crece hasta niveles de precrisis

Informe de Comercio 2017. El informe "El Comercio en Barcelona 2017" pone de manifiesto un crecimiento del número de trabajadores contratados hasta niveles de la precrisis económica. Los barceloneses y barcelonesas puntúan con un 8,2 la oferta comercial de la ciudad.

El número de trabajadores en el sector del comercio en Barcelona ha crecido hasta niveles de antes de la crisis económica, según los datos del Informe de comercio referidos al cuarto trimestre de 2017. Los resultados muestran el inicio de un ciclo de recuperación después de unos años en los que la crisis tuvo una especial incidencia en el sector de los establecimientos de proximidad.

Así, en el comercio minorista, el número de trabajadores contratados ha crecido un 1,6 % y ha llegado a los 80.031 afiliados a la Seguridad Social, mientras que en el total del comercio ha crecido un 2,1 %, lo que equivale a 126.180 afiliados. En conjunto, con los autónomos el comercio representa el 14,4 % del empleo de la ciudad, con un total de 151.368 ocupados.

Por parte del sector, la opinión expresada en cuanto al futuro es positiva. El 38,5 % de las personas responsables de los establecimientos entrevistados creen que el volumen del negocio aumentará en los próximos años; el 32,7 % cree que se mantendrá igual, y el 15,8 % piensa que disminuirá.

También aumenta la facturación del comercio en Barcelona. Con cifras de cierre del año 2017, la facturación del comercio minorista creció un 1,5 % respecto al 2016 y la del total del comercio, un 2,6 %. La ciudadanía puntúa con un 8,2 la oferta comercial de la ciudad.

Comercio electrónico

En paralelo a la recuperación del comercio de proximidad, también aumenta el uso del comercio electrónico en la ciudad. El 69 % de los ciudadanos y ciudadanas afirma haber comprado alguna vez por internet. Los datos de 2017 muestran un notable incremento del 8,7 % respecto a diciembre del año anterior.

Las diferencias generacionales que muestran los datos revelan una utilización mucho más elevada por parte de los más jóvenes, colectivo en el que se llega al 89,9 %. Este dato hace prever que habrá una práctica universalización de la compra por internet a medida que pasen los años. De hecho, aunque los porcentajes de compra habitual en línea todavía son bajos, en torno al 7 %, a cada ola suben, mientras bajan los niveles de compra ocasional.

Digitalización

La implantación de páginas web de los comercios todavía no llegaba a la mitad de los establecimientos a finales de 2017. Solo el 42,2 % de los comercios tenían y, de este colectivo, solo el 44,6 % permitía la compra en línea. Aunque todavía queda un gran camino por recorrer (como indica el índice de madurez digital), entre los años 2016, 2017 y 2018 se ha producido un proceso decidido de incorporación de nuevas tecnologías y servicios en los comercios.

El índice de madurez digital del comercio es de 30,43 puntos, lo que implica que el comercio de la ciudad tiene una presencia digital en internet de nivel básico. El nivel deseable tendría que ser superior a 70 puntos por término medio, nivel que permite considerar que el comercio ha realizado gran parte de su transformación digital (tiene una presencia activa en internet, se comunica con sus usuarios y clientes a través de redes sociales y ha empezado a realizar sus primeras ventas en línea).

En esta dirección se enmarca la Medida de gobierno de digitalización del comercio presentada en 2018 y las líneas de asesoramiento y de subvención para que los establecimientos de proximidad se digitalicen.

Los datos también reflejan que existe más dificultad de digitalización en las empresas más pequeñas y sacan menos rendimiento de ella. Las empresas grandes venden por comercio electrónico en mayor proporción y consiguen generar más porcentaje de negocio a través del comercio electrónico.

Compras de turistas extracomunitarios

Un apartado especial es el de los datos de compras por parte de turistas de fuera de la Unión Europea, obtenidos a partir de los datos de Tax Free. Barcelona es una ciudad comercial que combina los grandes ejes comerciales con el comercio de proximidad. Este es uno de los atractivos de la ciudad para los visitantes.

El turismo no solo aporta clientes para las diferentes tipologías de comercio, sino que también actúa como caja de resonancia y fuente de publicidad de boca en boca por todo el mundo, especialmente por la información que comparten los visitantes en las redes sociales.

Es con esta línea de actuación que Turismo de Barcelona ha firmado un acuerdo con Premier Tax Free, para la gestión del servicio propio en la Oficina de Turismo de plaza de Catalunya a partir de septiembre de 2017, que se suma a la ya existente del pasaje de la Concepció.

Con el eslogan “Barcelona has it all” (Barcelona lo tiene todo), Turismo de Barcelona ha lanzado una campaña por los mercados de proximidad para potenciar la notoriedad de Barcelona como destino de Navidad y de compras. La campaña se ha llevado a cabo en el Reino Unido, Alemania y Francia, el público objetivo para captar en origen al visitante de calidad y de más poder adquisitivo.