Se incrementan en un 85 % las personas participantes de los cursos en línea de Barcelona Activa

FORMACIÓN. La adaptación en línea de la oferta formativa este año ha generado más inscripciones, sobre todo en los programas relacionados con las políticas del reskilling tecnológico y el fomento del talento digital

Barcelona Activa ha incrementado la oferta de formación en línea durante los meses de verano a raíz de la creciente demanda por parte de profesionales y empresas. Durante el mes de julio, la participación ha subido hasta las 56.000 inscripciones, un 43 % más que en el mismo periodo del año pasado. Uno de los motivos de este aumento de participantes es la adaptación de los cursos presenciales al entorno virtual, haciendo posible el acceso de usuarios y usuarias durante la situación de excepcionalidad generada por la crisis de la COVID-19. Este hecho pone de relieve que la opción virtual está consolidada y en expansión y, al mismo tiempo, destaca el papel central de la tecnología en el sector formativo.

El número de personas inscritas en formaciones tecnológicas ha aumentado en un 85 % desde el inicio de la pandemia. El perfil de estas personas es el siguiente: la mayoría son mujeres, el 64 %; el 39 % son personas trabajadoras autónomas; el 71 % tiene estudios universitarios, y el 65 %, entre 30 y 54 años.

Las empresas tecnológicas son las que han generado más empleo y las que han sufrido menos destrucción de puestos de trabajo. Por este motivo, la apuesta de Barcelona Activa es potenciar programas y políticas públicas que fomenten el talento digital, y reorientar hacia el sector TIC a profesionales que proceden de otros sectores.

Formación tecnológica básica, especializada y orientación laboral práctica

La formación de Barcelona Activa es gratuita y abierta, está a disposición de toda la ciudadanía y va dirigida a cualquier persona que quiera encontrar un nuevo trabajo o mejorar su perfil profesional. Se estructura a través del Cibernàrium y de Barcelona Treball, que ofrecen diferentes tipos de experiencias formativas dependiendo del objetivo de la persona usuaria.

Por un lado, el Cibernàrium, servicio municipal de divulgación y capacitación tecnológica, fomenta el talento digital y pone al alcance de toda la ciudadanía actividades formativas de varios niveles (inicial, especializado y avanzado) para la mejora de las competencias digitales. La oferta habitual es de unas 100 actividades semanales, la gran mayoría de las cuales son de corta duración (entre 3 y 16 horas).

Durante estos meses de verano, ha puesto en marcha dos iniciativas: e-StiuTIC, con formación dirigida a personal docente y a familias para dotarlos de herramientas y recursos y acompañarlos en la transformación digital de la educación, y las master classes Slash Fridays, con expertos en tendencias tecnológicas.

El Cibernàrium cuenta con expertos reconocidos como Genís Roca, Karma Peiró, Simona Levi, Esther Paniagua, entre otros formadores con una dilatada experiencia en ámbitos tecnológicos y digitales.

Por otro lado, Barcelona Treball ha programado durante todo el mes de agosto 55 actividades que se desarrollan mediante el Aula Virtual, destinadas a mejorar las competencias profesionales y a aprender a utilizar de forma eficiente las herramientas de búsqueda de trabajo. A esta oferta hay que sumar los 25 cursos que se ofrecen en formato MOOC para acceder a los contenidos cuándo y desde dónde la persona quiera, que este año han aumentado su participación en un 400 %.