Publicamos el balance del plan Barcelona Ciudad Digital (2015-2019)

En el documento adjunto presentamos los resultados de la “Memoria 2015-2019: Barcelona, ciudad digital. La tecnología al servicio de la ciudadanía”, donde explicamos cómo en los últimos cuatro años el plan “Barcelona, ciudad digital” ha convertido la tecnología en el motor que nos llevará hacia una ciudad más democrática, sostenible, feminista y justa.

El Comisionado de Tecnología e Innovación Digital, creado en el Ayuntamiento de Barcelona en el mandato pasado, nació del firme convencimiento de la importancia que tienen los datos y la tecnología para transformar la ciudad, desde la prestación de servicios públicos mejorados y más asequibles hasta el hecho de que el Gobierno municipal sea más abierto, ágil, eficiente y participativo y fomente la innovación.

Con una gestión ética y responsable de la tecnología, se puede decidir cómo desarrollar nuestra ciudad, determinar prioridades y alcanzar un pacto social para tratar los datos como una infraestructura común de la ciudad.

El plan “Barcelona, ciudad digital”, impulsado por este comisionado, ha definido una estrategia digital y tecnológica como elemento clave para la consecución de unas políticas públicas orientadas a cubrir mejor las necesidades y potenciar las capacidades de la ciudadanía y el tejido económico innovador repensando una ciudad inteligente que esté al servicio de las personas.

Se ha llevado Barcelona más allá de la smart city para que se convierta en una ciudad más abierta, equitativa, circular y democrática y en un referente en política tecnológica, con un claro liderazgo público y ciudadano.

Resolver los retos de la ciudad y de las personas

La memoria recoge las acciones concretas de este plan, que ha permitido resolver los retos de la ciudad y de las personas a partir de un uso más democrático de la tecnología, de impulsar la innovación tecnológica y digital para un gobierno más abierto, como herramienta para el desarrollo de una economía más plural y colaborativa, que fomente la transformación social y ambiental, y de favorecer el empoderamiento ciudadano.

El plan consta de tres pilares: el primero, la transformación digital de la ciudad y la propia Administración para un gobierno abierto, colaborativo y transparente, con proyectos como la creación de estándares éticos digitales, la nueva Oficina Municipal de Datos o el proyecto DECODE.

El segundo, la innovación digital y la dinamización del ecosistema de innovación, velando por el impacto social y sostenible y utilizando la ciudad como laboratorio, con proyectos como 5G Barcelona, Make in BCN o el i.lab en Ca l’Alier

Y el tercero, el empoderamiento digital de la ciudadanía, que fomenta la inteligencia colectiva para la democracia y los derechos digitales, con proyectos como Decidim Barcelona, la Coalición de Ciudades por los Derechos Digitales, el empoderamiento de la mujer en la tecnología y la capacitación y la inclusión digital, con proyectos como el STEAM Barcelona.

El objetivo más amplio —basado en el firme convencimiento del poder que tienen las ciudades democráticas y soberanas— es garantizar que la revolución digital sirva a muchas personas, no solo a unas pocas. ¡Barcelona ha empezado un gran camino que no tiene vuelta atrás!

El boletín El boletín

Suscríbete a nuestro boletín para estar informado de las novedades de Barcelona Ciudad Digital