Preguntas más frecuentes

¿Quién tiene el control de nuestros datos?

Las tecnologías digitales basadas en internet ofrecen cada vez más aplicaciones, plataformas o dispositivos inteligentes que generan, almacenan y utilizan muchos de nuestros datos personales. Esta información viaja por todo el mundo en condiciones de privacidad y seguridad dudosas. Nuestros datos son cruzados con otros y generan perfiles que permiten tomar decisiones comerciales o gubernamentales al margen del conocimiento y los intereses de los propios ciudadanos. Por este motivo, empiezan a surgir voces que defienden los derechos de privacidad individual y de libertad civil de los usuarios en la red, y se promueven acciones de empoderamiento individual y colectivo.

¿Qué es la soberanía digital?

La soberanía digital es la capacidad que tiene una persona o un colectivo de tomar sus propias decisiones con respecto a lo que se hace con sus datos y sus actuaciones mediante la tecnología y su uso, que busca una mayor independencia de los poderes comerciales de las multinacionales o de los Estados.

¿Qué es la comunidad maker?

El movimiento maker utiliza las herramientas de la industria del software para revolucionar la manera de construir objetos tangibles y promueve el aprendizaje a través de la experiencia. Aunque su estandarte es el concepto DIY (Do It Yourself: hazlo tú mismo), promueve el trabajo en equipo, la obtención y la producción de conocimiento en comunidad y la anulación del individualismo en pro del DIWO (Do It With Others: hazlo con otros).

El impacto del movimiento maker está penetrando en la sociedad, cambiando la identidad y el significado del consumo y desdibujando los límites entre los consumidores y los creadores. Según muchos observadores, esta tendencia va a cambiar la forma de pensar las relaciones entre la producción material, la tecnología, la innovación y la sociedad.

 

¿Qué es la economía plural?

Es una economía diversa, distribuida, híbrida, inclusiva, en la que lo que hacemos juntos es cada vez más común, para pensar formas nuevas, imaginativas, de colaboración publicoprivadas y publicocomunitarias. Y ser capaces de generar una economía local capaz de mantenerse estable ante de los remolinos de las corrientes especulativas y fugaces de la economía global.

¿Qué es la brecha digital?

También denominada fractura digital, hace referencia a la diferencia socioeconómica entre las personas que disponen de acceso a las nuevas tecnologías y las que no. El término también se refiere a las diferencias que existen entre grupos según la capacidad de cada uno para utilizar las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) de forma eficaz. Y que se producen debido a los diferentes niveles de alfabetización y la capacidad de aprendizaje, que suelen presentarse en función de la edad.

¿Qué son los open data?

Datos abiertos (open data, en inglés) son todos los conjuntos de datos que se ponen a disposición del público y que pueden ser reutilizados y vueltos a publicar sin ninguna restricción.

Para ser abierto, un contenido tiene que seguir tres principios: debe permitir al público el derecho a utilizarlo, reutilizarlo y adaptarlo a las necesidades propias, y el derecho a redistribuirlo y compartirlo. La única restricción es que el producto resultante también tiene que seguir el principio de poder ser abierto.

 

¿Y los big data?

Datos masivos (o big data, en inglés) es el nombre que reciben los conjuntos de datos, los procedimientos y las aplicaciones informáticas que, por su volumen, naturaleza y la velocidad a la que tienen que ser procesados, rebasan la capacidad de los sistemas informáticos habituales.

La gestión de grandes conjuntos de datos se utiliza para detectar patrones dentro de ellos y hacer predicciones válidas para la toma de decisiones. En las ciudades, la información relativa al tráfico, los suministros o el estado de los servicios permite a los gobiernos municipales anticiparse y mejorar.

 

¿Qué es la innovación social digital (Digital Social Innovation, DSI)?

Son soluciones digitales innovadoras como respuesta a los retos sociales, que se han desarrollado gracias a los avances en la tecnología, como el código abierto y los movimientos de datos abiertos, el software libre de bajo coste, el abastecimiento participativo (crowdsourcing) y el internet de las cosas (Internet of Things, IoT).

Las personas que forman parte de este movimiento trabajan para dar poder a los ciudadanos y hacerles participar en la acción cívica. Así generan nuevas maneras de construir movimientos sociales, prestar servicios públicos y crear impacto social en ámbitos como la salud, la educación, la democracia, el medio ambiente, el transporte y la vivienda.

La DSI tiene el potencial de mejorar la manera como trabajan nuestros servicios públicos, las comunidades y las empresas.