Alexander Nachkebiy: "Banksy es una de esas personas que nos dan la oportunidad de pensar que tenemos un futuro brillante"

Alexander Nachkebiy es el comisario de la nueva exposición en Disseny Hub, 'BANKSY: The Art of Protest', que nos acerca al polémico universo artístico de uno de los creadores más influyentes de las últimas décadas a través de diferentes secciones temáticas y más de 70 creaciones. En En Primera persona hablamos de Banksy, su arte y de activismo artístico. Del 12 de noviembre al 13 de marzo, la exposición revelará nuevas pistas sobre el misterioso artista, destacando sus piezas más importantes y enmarcando su extraordinaria y a menudo controvertida carrera.

¿Cuál es tu trayectoria profesional como comisario de arte?

En realidad, esta es la primera exposición que he dirigido, y sinceramente no era ni soy del todo profesional del arte. Soy un fan de Banksy que, año tras año, se fue poniendo en contacto con gente, y me convertí en una especie de profesional de la carrera de Banksy, así que por eso estoy dirigiendo esta exposición, porque conozco a gente que conoce a gente, y a través de mi empresa estamos produciendo exposiciones de arte, hicimos Warhol, hicimos otros proyectos, y tenemos muchos otros proyectos para el futuro.

¿Quién es Banksy como artista?

Bueno, Banksy es un artista contemporáneo y es muy difícil definir su dirección. Creo que Banksy es un nuevo modelo de artista. Actualmente, en el mundo moderno, no basta con ser un buen artista, también hay que saber comunicar, presentar tu arte a la gente, así que en ese sentido Banksy es un nuevo modelo de artista. Es un líder de opinión, se le da muy bien el marketing, porque todo lo que hace está rodeado de campañas de marketing y relaciones públicas, y todos los titulares de todos los periódicos del mundo hablan de Banksy. Así que, en ese sentido, es un nuevo modelo de artista, y por eso es muy difícil responder a la pregunta. Mi respuesta sería que está en su propia dirección, y su propia dirección sería un nuevo modelo, una nueva generación de artistas.

¿Cómo describirías el arte de Banksy?

Creo que es simple, limpio, claro y muy oportuno. Las piezas de Banksy no aparecen al azar, aparecen justo a tiempo, así que cuando algo está sucediendo, Banksy responde. Y es muy importante que, de alguna manera, supervise las noticias, y recoja los temas que son realmente interesantes para la mayoría de la gente, pero que en su vida cotidiana simplemente los pasan por alto, pero Banksy de alguna manera se las arregla para llamar la atención sobre esos problemas y esos temas. El arte de Banksy es limpio, claro, oportuno, bien comercializado y, si se me permite decirlo, de alguna manera te llega al corazón.

Muchas veces la gente me pregunta «¿Qué es el arte callejero? - ¿Qué es arte y qué es vandalismo? ¿Cuál es la diferencia?» Y mi respuesta es que, si miras la imagen en la pared, si te habla, si te habla al alma, si te habla a la mente, entonces es arte. Porque en eso consiste el arte, ¿no? Si no te produce nada más que irritación, y no entiendes lo que pasa, entonces eso es vandalismo. Así que, en ese sentido, las piezas de Banksy son puro arte, porque todas tienen un significado, todas tienen un significado detrás, todas tienen este efecto, son muy oportunas, siempre aparecen a tiempo, en el lugar adecuado, en el momento adecuado y con el mensaje adecuado.

¿Qué podrá encontrar el visitante cuando entre en «BANKSY. The Art of Protest»?

Espero que los visitantes se queden realmente asombrados por el alcance del talento de Banksy, porque la mayoría de la gente suele pensar que Banksy es un artista callejero, un artista puramente callejero, que solo hace estarcidos o stencils en las calles. Así que, ahora, cuando la gente viene a nuestra exposición, de repente se da cuenta de que es un artista real, contemporáneo, muy importante, con mucho talento, que hace sus obras no solo en la calle sino también en un estudio, que hace lienzos, hace grabados, hace esculturas... Ahora la gente también se enterará de sus protestas, de su posición, de su opinión sobre diferentes temas, porque Banksy es todo protesta, y estamos dividiendo la exposición presentando los temas de sus protestas –la protesta contra el consumismo, la protesta contra las acciones de la policía, la protesta contra el militarismo, y los demás temas– pero sobre todo para que la gente venga y vea el motivo o la naturaleza de su protesta.

Lo importante es que esta protesta no sea agresiva, sea muy irónica, y eso es lo que le da un poder adicional. Creo que este es el poder de Banksy. Así que quiero que la gente venga y vea que Banksy es un artista contemporáneo serio. Quiero que la gente venga y entienda que Banksy es una persona muy educada, muy, muy bien educada, y quiero que vengan y aprecien el extraño sentido de humor británico de Banksy, porque todas sus obras presentan un gran humor.

¿Por qué es necesaria una exposición como esta?

Hay una gran necesidad, por así decirlo, hay un gran interés por Banksy en todo el mundo. La gente está interesada, y lo que no queremos es que la gente solo conozca las obras de arte y sepa algo de Banksy y que tenga poca información o que no lo haya visto nunca... porque ya se sabe que la vida útil de sus obras es muy corta: al segundo de hacer algo en la calle, su obra está cubierta o pintada o la han eliminado de la pared. Así que, básicamente, una exposición como la nuestra es el único lugar en el que la gente puede ver auténticas obras de arte de Banksy, no réplicas, ni ningún tipo de interpretación, sino auténticas obras de arte. Esto es muy importante.

¿Cómo llega un artista grafitero a estar en un museo?

Creo que aquí respondería con las palabras de Banksy, que un bote de spray da a los jóvenes la oportunidad de expresarse. Esto es muy importante. Los jóvenes tienen mucho que decir, porque el futuro es suyo. Así que creo que expresarse a través del arte es muy, muy importante, porque les da la oportunidad de llamar nuestra atención sobre algunos problemas, sobre algunas teorías, sobre algo que no nos dirían de otra manera. Y, además, el grafiti y el arte callejero llegaron a los museos hace mucho tiempo, mucho antes que Banksy, creo que Keith Haring fue el primero.

Y creo que en este momento Banksy está haciendo una transición muy seria y muy importante: ya hizo la transición de la calle a la galería, y ahora de la galería al museo. Esta transición significa que las personas que coleccionan piezas de Banksy no serían, por así decirlo, personas orientadas al valor, sino personas que querrían comprar sus piezas para su colección, lo que significa que se traslada a otro nivel, un nivel de patrimonio. Ese es un paso muy importante, y sin entrar en los museos es realmente imposible hacerlo.

Así que creo que estamos ante un momento muy, muy interesante en la carrera de Banksy: este momento definirá, dentro de treinta, cincuenta años, si alguien dirá «Banksy, ¿quién era ese?» o «¡Ah, Banksy, sí!» porque es una figura clásica.

¿Qué papel crees que tienen los grafitis en cierto sector de la juventud y en la sociedad en general?

Yo diría que hay personas que saben que algo está mal, pero pueden vivir con ello, y hay personas que tienen, por así decirlo, una herida en el alma que no les permite quedarse mirando, tienen que hacer algo, tienen que ayudar, tienen que reaccionar, tienen que tomar medidas. Esas personas son las que realmente llevan este mundo a las próximas generaciones y llevan este mundo al futuro, porque la mayoría de la gente... todos sabemos que hay un problema de refugiados en el Mediterráneo, ¿y qué hacemos? Solo leemos los artículos, vemos los periódicos, vemos la televisión y no reaccionamos. Algunos de nosotros podemos donar nuestro dinero y demás, pero el activismo es en realidad muy importante porque no nos permite relajarnos y disfrutar de la vida, porque cuanto más avanzamos, la humanidad, cuanto más viven los humanos en este planeta, más somos, más nos sentimos conectados entre nosotros.

El activismo, y gente como Banksy, son esas personas que gritan, que nos gritan, y nos dicen que hay que hacer algo, que hay que reaccionar, que hay que prestar atención a esto y aquello. Así que creo que es muy importante, creo que Banksy es una de esas personas que nos dan la oportunidad de pensar que tenemos un futuro brillante.

¿Cómo definirías el activismo artístico? La presencia de grafitis en nuestras ciudades es un tema constante de debate. Algunos piensan que «ensucian» las calles y otros que es necesario darles cabida y protegerlos. ¿Cuál es tu opinión al respecto?

Si la historia nos enseña algo, creo que la lección es que no es posible controlar el intercambio o el desarrollo artístico y cultural. Imagina que mañana reunimos a todos los grafiteros de Barcelona y les decimos «Eh, chicos, a partir de mañana dibujáis en esta pared y no en aquella», ¿qué pensarían? Pensarían que sería una señal para ellos dibujar en aquella pared y no dibujar en esta, porque la naturaleza de su arte es la protesta. Y esto es muy importante de entender: la naturaleza del grafiti, la naturaleza del arte callejero, es la protesta. Así que creo que también es importante entender que no podemos controlarlo. Lo que sí podemos hacer es entender qué es arte y qué es solo vandalismo. Cuando alguien dibuja o escribe algo estúpido en una pared, eso no es arte. El grafiti y el arte callejero son una combinación de varios principios. Es importante que la gente –la gente normal, no los grafiteros– lo entienda.

Como en cualquier sociedad, hay un conflicto, y el conflicto tiene que ver con la ignorancia. Así que nuestra exposición pretende dar a la gente información sobre el activismo, sobre Banksy, sobre el grafiti, sobre el arte callejero, sobre la protesta y, sobre todo en general. En cierto sentido, educamos a esas personas que nunca han hecho un estarcido o stencil en su vida, que nunca han cogido un bote de spray en sus manos, pero vienen, mirarán las obras de arte y pensarán: «Quizá el grafiti que he visto desde mi ventana no es solo vandalismo, quizá es una obra de arte, quizá significa algo». Esta es la única manera en que las cosas deberían evolucionar, creo. No podemos limitar más, esos tiempos han pasado, hace mucho tiempo. Podemos simplemente educarnos para que la ignorancia desaparezca, y cuanto más sepamos, más queramos saber y más entenderemos.

Otras noticias

Alexander Nachkebiy: "Banksy es una...

16/11/2021

Alexander Nachkebiy es el comisario de la nueva exposición en Disseny Hub, '...

Formación y creatividad con Wix Playgrou...

15/11/2021

El Disseny Hub Barcelona será el 12 de noviembre el escenario en el que se celebrará el...

La arquitectura de Miàs, en el Disseny H...

15/11/2021

La arquitectura imprevisible, innovadora y experimental de Josep Miàs será protagonista este otoño. Del 12 de noviembre al 9 de enero, el Disseny...