El baño y el esparcimiento en las playas volverán con la fase 2 de la desescalada

04/06/2020 - 17:47

Medio ambiente y sostenibilidad. Para garantizar las distancias de seguridad se establecerán controles del aforo en la franja litoral de Ciutat Vella.

A partir de la fase 2 de la desescalada, prevista para el 8 de junio, se permitirá el baño y el esparcimiento en las playas de la ciudad. Para preservar la salud de todo el mundo y garantizar la distancia de seguridad entre las personas, se establecerán medidas de control del aforo en las playas de Ciutat Vella, las más visitadas habitualmente.

Las playas tendrán una capacidad máxima de entre 25.000 y 38.000 personas, que dispondrán de entre 6 y 9 metros cuadrados de espacio, según si el uso que hacen es individual o en grupo.

La capacidad total será similar a la de otros años, pero distribuida por todas las playas y franjas horarias. Para garantizar que se respete el aforo máximo se establecerán las siguientes medidas de control en las playas de Ciutat Vella, que acostumbran a ser las más visitadas:

  • Puntos de acceso.
  • Cámaras con sensores que recogerán en tiempo real datos sobre el volumen de gente.
  • Vallas de madera y cuerda para restringir el acceso si se llega a la capacidad máxima.
  • Control de la distribución de la gente en la arena.
  • Información de los niveles de ocupación a pie de playa y en línea.

El inicio de la temporada de baño implicará también la reactivación de los servicios de salvamento y socorrismo (de 10.30 a 19.30 horas), la habilitación de un lavabo público por playa y la disponibilidad de duchas y lavapiés.

Salida planificada, menos aglomeraciones

El web de playas informará en tiempo real del nivel de ocupación de cada una de las playas con un sistema de semáforos que indicará si la concentración de gente es baja, normal, alta o muy alta.

Para evitar colas y aglomeraciones en las playas, habrá que planificar la playa a la que se quiere ir antes de salir de casa.

¡Los perros vuelven al agua!

La playa para perros, ubicada en la playa de Llevant, reabrirá el 11 de junio con limitación del aforo y control de las medidas de prevención sanitarias, como la distancia social.

El espacio está adaptado con bebederos para animales grandes y pequeños, y ducha para los perros.

Para acceder hace falta que el perro lleve chip y se tiene que actuar con responsabilidad y recoger las deposiciones.