Plan para garantizar el derecho a recibir y ofrecer cuidados dignamente

23/05/2017 - 16:13

Derechos sociales. Hasta el 2020, unas sesenta acciones ponen los cuidados en el centro de las políticas municipales.

Los cuidados son esenciales en el desarrollo de la vida cotidiana y, por lo tanto, de las rutinas socioeconómicas, a la vez que acostumbran a recaer en las familias y sobre todo en las mujeres. Para reducir las desigualdades sociales y de género que implica este modelo, se pone en marcha un plan municipal por la democratización de los cuidados. Hasta el 2020, unas sesenta acciones los pondrán en el centro de las políticas municipales.

Los cuidados son centrales en la vida socioeconómica de la ciudad y también en las políticas municipales, que impulsan la democratización de los cuidados con un plan estratégico hasta el 2020. Con una dotación de 59 millones de euros, el plan prevé 68 acciones orientadas a garantizar el derecho a ser cuidado con calidad y, al mismo tiempo, el derecho a cuidar de otras personas en condiciones sociales y laborales adecuadas.

Según un diagnóstico elaborado por el comisionado de Economía Social y Solidaria, las familias, y sobre todo las mujeres, asumen el 90 % de los cuidados relacionados con la salud. Además, tanto si se realizan de manera remunerada como si no, las personas que prestan cuidados tienen más riesgo de exclusión social e impactos en la salud física y mental. En este sentido, la concejala de Feminismos y LGTBI, Laura Pérez, ha asegurado: “El estado del bienestar no está asumiendo los cuidados. Apostamos por corresponsabilizarnos de estas tareas, con recursos municipales y también dando apoyo a iniciativas ciudadanas y cooperativas que mejoran la práctica de los cuidados.”

Impulso en las redes de apoyo comunitario

Para dar a las familias más opciones aparte de la educación reglada, dentro la Medida de gobierno por una democratización del cuidado 2017-2020 se incluye la incorporación de un espacio familiar en las escoles bressol de nueva creación. En total, se proyectan cinco. Uno de estos espacios, en las Roquetes, se inauguró en octubre. En l’Esquerra de l’Eixample se abrirá uno durante el último trimestre del 2017; en el Raval, en el año 2018, y los espacios situados en Sants-Badal y la Trinitat Nova abrirán sus puertas en el 2019.

Son espacios de juegos educativos, sin horarios marcados y donde las familias pueden compartir experiencias y recibir asesoramiento profesional, con el objetivo de prevenir el aislamiento social y fomentar la ayuda mutua. “Estamos comprometidos con el cuidado y el acompañamiento comunitario. Con más red de apoyo, evitaremos el aislamiento de las personas cuidadoras“, ha afirmado la teniente de alcaldía de Derechos Sociales, Laia Ortiz.

Entre las acciones que incluye el plan también destaca el impulso de la covivienda, que posibilita formas de convivencia más colectiva; ayudas a la rehabilitación para personas con discapacidad, que facilitan la autonomía en el domicilio; formación que acredite las competencias profesionales de las personas cuidadoras; medidas de conciliación laboral para las personas que están en un proceso de inserción laboral, o la promoción de redes comunitarias ya existentes, como los proyectos Radares y “Bajemos a la calle”.