El deporte femenino en Barcelona

Hoy en día, la presencia de las mujeres en manifestaciones y actividades deportivas es un hecho común y habitual. Pero hasta hace pocas décadas, la práctica deportiva estaba reservada exclusivamente a los hombres.

Sin embargo, gracias a un grupo de pioneras que decidieron romper todo tipo de estereotipos y normas sociales establecidas y apostar por la práctica deportiva, un hábito indispensable para una buena calidad de vida, actualmente los beneficios de la actividad física y el deporte se encuentran al alcance de niñas, chicas y mujeres de cualquier edad.

Un crecimiento continuo

Las estadísticas demuestran que el número de mujeres que hacen deporte en Barcelona se mantiene creciendo. Así se desprende por ejemplo de la última encuesta de hábitos deportivos de la población adulta de la ciudad, elaborada en 2017, que refleja que el 69,2% de las mujeres ya hacen deporte, lo que supone un incremento de 18,5% respecto al 50,7% que lo hacía en la anterior edición de la encuesta, el 2013.

Además, es importante también reflejar el nivel de intensidad, ya que un 28,3% de estas mujeres lo hace 5 veces o más por semana.

El mantenimiento de una buena salud es el motivo principal para practicar deporte para la inmensa mayoría de barcelonesas (73,4%), mientras que la falta de tiempo es la causa primordial (50,7%) entre aquellas que no hacen ningún actividad física.

Si nos fijamos en la actividad física elegida, más de la mitad se decantan o bien para caminar (37,1%) o bien nadar (22,3%).

En este sentido, es importante resaltar, por ejemplo, que la presencia femenina es mayoritaria entre los abonados de las instalaciones deportivas municipales (51,5%).

Evolución positiva también en edad escolar

Las buenas cifras entre los las mujeres de edad adulta también tienen su reflejo entre las más pequeñas, como refleja la última encuesta de hábitos deportivos de la población escolar del 2018. Estas últimos datos elevan la participación femenina de las menores se ha elevado en 3 puntos respecto al anterior encuesta de 2013, pasando del 69,2% al 72,3% de y consolidando un crecimiento de 14 puntos respecto a los datos de 2007 (58%). Este aumento significa que en 11 años se haya reducido la diferencia por géneros en 9 puntos, reduciéndola desde los 17 puntos de 2007 hasta los 8 actuales (80,6% chicos que practican deporte frente el 72,3% de chicas).

Las carreras populares y los programas de salud y deporte

La presencia de la mujer se ha convertido en una constante en las manifestaciones deportivas populares que se han celebrado en Barcelona en las últimas décadas.

En pruebas como la Maratón o la Media Maratón, la participación femenina se eleva ya hasta 21% y 29% respectivamente, mientras que en las carreras populares (como la de Bomberos o la Merced) las mujeres superan el 30% de participantes, dando especial atención a la Carrera de El Corte Inglés, donde las chicas fueron mayoría (54,8%).

Hay que hacer mención aparte en este ámbito que un año más se han ampliado los dorsales para la Carrera de la Mujer, hasta los 34.000 esta vez, e igualmente se han agotado con semanas de antelación.

Pero no sólo ha crecido el interés por running, sino que las mujeres también se preocupan por mejorar su calidad de vida con actividades deportivas más centradas en el cuidado de la salud y el bienestar. Los programas de actividad física gratuita para personas mayores en espacios públicos de la ciudad, el Actívate en los parques, el Ens Movem y el Barnatresc, tienen una amplísima mayoría de participación femenina (87%, 82% y 62% respectivamente). Y también tienen gran tirada grandes eventos como la Fiesta del Fitnes, con un 80% de participación femenina.

Alta competición

También en la alta competición, las mujeres han destacado en diversas disciplinas. Por ejemplo, en el último Europeo de Waterpolo celebrado en nuestra ciudad en 2018, donde la selección española consiguió la medalla de bronce con una amplia representación catalana. También con mayoría catalana han conseguido logros importantes las selecciones de hockey hierba (bronce mundial), hockey patines (oro europeo), baloncesto (bronce mundial) o natación sincronizada (bronce europeo). A nivel individual hay que destacar también por ejemplo los éxitos continuados en los últimos años de Mireia Belmonte, Jessica Vall, Laia Sanz o Queralt Castellet, entre otros.

Sin duda, el dato que mejor demuestra la potenciación del deporte femenino de élite en esta última década es la obtención de más medallas olímpicas en categorías femeninas que masculinas de las delegaciones españolas en los dos últimos Juegos Olímpicos (Londres 2012, 11 de mujeres por 6 de hombres; y en Río 2016, 9 de mujeres por 8 de hombres).

Camino de la paridad en el deporte

Sin embargo, la paridad aún no es una realidad en el deporte, por lo que, día a día, hombres y mujeres, deportistas, la Administración Pública, entidades, asociaciones y clubes debemos seguir trabajando para promover cada vez más la deporte entre las mujeres de todas las edades y de todo el mundo.

No sólo hay que centrarse en el hecho de la práctica deportiva en sí misma, de la cifra de participantes y / o usuarios en el ámbito deportivo, sino también en un acceso real de la mujer en la gestión y dirección de las instituciones y entidades deportivas, su incorporación en cargos clave del ámbito deportivo, la conciliación de la vida profesional y familiar con la práctica del deporte y la actividad física, la visibilidad de la mujer deportista en los medios de comunicación o la igualdad en la dotación de los premios por categoría femenina y masculina.

Por tanto, el camino hacia la paridad en el mundo del deporte es una cuenta pendiente en el que queremos involucrar a todos y que desde esta web queremos ser testigos y poner nuestro grano de arena para hacerlo crecer.