Usted está aquí

Fronteras invisibles

Formación. Juego de mesa para reflexionar sobre las vulneraciones de derechos que sufren las personas migradas y las dificultades del proceso migratorio.

Siguiendo con el plan de acciones previstas en la medida de gobierno “Plan de formación interna en derechos humanos e interculturalidad” iniciado durante el pasado mandato, desde la Dirección de Servicios de Derechos de Ciudadanía y el Punto JIP de Sant Andreu se ha impulsado una sesión formativa para trabajar sobre derechos humanos y no discriminación.

La formación se ha impartido en el IES Alzina, donde unos 100 jóvenes de cuatro grupos de segundo curso de ESO han reflexionado en torno a las vulneraciones de derechos que sufren las personas migradas y las dificultades de su proceso migratorio, a través del juego de mesa “Fronteras invisibles”.

De la mano de las entidades Diomcoop y Fronteras invisibles, se han llevado a cabo cuatro talleres con el juego de mesa, que consiste en adoptar el rol de una persona migrada con diferentes características concretas que llega en España, y que debe conseguir el permiso de residencia.

La actividad tiene por objetivo mostrar la realidad a la que se enfrenta una persona migrante cuando llega a España, y hablar del racismo que sufre. A través del juego, el alumnado puede visualizar cuáles son las dificultades y obstáculos para conseguir el permiso de residencia, encontrar un trabajo o acceder a una vivienda, así como mostrar las etiquetas que desde el resto de la sociedad se les colocan, y como éstas entorpecen que puedan alcanzar una vida digna.

A la finalización del taller se crea un espacio de reflexión, en el que el alumnado puede reflexionar sobre cómo se ha sentido al ponerse en la piel de su personaje y vivir la experiencia de los racismos que se tratan en el juego.

Comparte este contenido