Innovación social

APROP (Alojamientos de proximidad provisionales)

Los alojamientos de proximidad provisionales (APROP), hechos con métodos industrializados a partir de contenedores marítimos reciclados, se enmarcan en la apuesta municipal de innovar para hacer frente a la emergencia habitacional. Siguiendo los ejemplos de éxito de proyectos similares de ciudades como Londres, Copenhague o Vancouver, se trata de un modelo de alojamientos de construcción rápida, sostenible y de calidad que tiene como objetivo evitar la expulsión de vecindario de los barrios.

Los APROP proveen de un alojamiento provisional y atención socioeducativa a personas y familias en riesgo de exclusión social y atendidas por los servicios sociales mientras estas no tienen vivienda de salida de carácter estable.

Con la intención de mejorar e innovar en la atención a las familias atendidas capacitándolas para caminar hacia una autonomía creciente estable, se pone énfasis en el apoyo laboral y formativo y en el ahorro económico durante la estancia en el servicio para así garantizar una salida del mismo con mayores garantías de autonomía y autosuficiencia, acompañándolas también en la búsqueda y transición hacia una alternativa residencial estable. Así pues, y atendiendo, desde la óptica relacional, educativa y sociolaboral a las personas y familias, el acompañamiento motiva una transformación positiva y de mejora familiar.

Los APROP son equipamientos destinados al alojamiento temporal, cuyo acceso es siempre derivado por los servicios sociales con una estancia prevista por un máximo de 2 años. De carácter transportable, se emplazan en solares vacíos pendientes de ser ocupados por viviendas o equipamientos, en los entornos allí donde los vecinos y las vecinas en proceso de exclusión residencial hacen su vida cotidiana. El uso temporal de estos solares permite que los y las demandantes de vivienda mantengan la residencia cerca de sus espacios de origen.

El sistema constructivo industrializado permite realizar gran parte de las tareas en taller, cosa que reduce notablemente los plazos de ejecución y el impacto ambiental de la construcción. Los contenedores marítimos se adecuan como alojamientos de uno o dos dormitorios, de 30 y 60 m². Ambos se caracterizan por contar con iluminación y ventilación natural, espacios propios y comunes exteriores (balcones y pasarelas), están equipados con mobiliario funcional y versátil y aseguran el confort térmico, acústico y lumínico gracias al uso de sistemas de instalaciones, de aislamiento y de prestaciones espaciales de gran calidad y eficiencia.

MÁS INFORMACIÓN (consultable también en catalán e inglés

 

APROP Ciutat Vella

El programa APROP se inició en enero del 2020 con un proyecto piloto en la calle Nou de Sant Francesc, 10, en el distrito de Ciutat Vella, a 140 metros de las Ramblas. Impulsado por el Instituto Municipal de Servicios Sociales (IMSS), este primer edificio, construido en 16 semanas, consta de 12 alojamientos repartidos en 4 plantas.

  • Superficie construida: 816 m2
  • Alojamientos: 12 (8 de un dormitorio + 4 de dos dormitorios)
  • Obras: 16 semanas
  • Inversión económica: 940.000 €

La planta baja del APROP Ciutat Vella acoge espacios de ampliación del CAP Gòtic, próximo al equipamiento. El conjunto del edificio destaca por envolverse con una fachada de tipo doble piel que permite, por una parte, mantener las alineaciones urbanísticas y, por la otra parte, funciona como control térmico pasivo.

Los dos edificios del programa APROP tienen prestaciones equiparables a las de una edificación convencional, como serían los ascensores, y disponen de certificación energética AA porque incorporan sistemas sostenibles como el uso de la cubierta para producir energía eléctrica con placas fotovoltaicas o el aprovechamiento del agua de la lluvia.

El proceso constructivo del primer APROP, en el barrio Gòtic, permitió reducir un 33 % el uso total de energía primaria no renovable y emisiones de CO2 y se consiguió un ahorro de consumo de recursos de un 48 %.

APROP Glòries

En diciembre del 2022 inicia su actividad el APROP Glòries, en la calle Irena Sendler, 22. Después de 26 semanas de obras –muy por debajo de los al menos dos años que dura la obra de una construcción convencional–, el inmueble consta de 42 alojamientos, repartidos en 7 plantas y formados por un total de 77 módulos prefabricados.

  • Superficie construida: 3.666 m2
  • Alojamientos: 42 (35 de dos dormitorios + 7 de un dormitorio)
  • Obras: 26 semanas
  • Inversión económica: 5,77 millones de euros

El interior de manzana, de 550 m2, cuenta con un huerto urbano hidropónico de última generación gestionado por entidades de personas con discapacidad de varias tipologías y las personas que residen en el equipamiento. Este huerto, que se añade a la red del programa "Huerto en la azotea" promovido por el Instituto Municipal de Personas con Discapacidad (IMPD), contará con plantación de varias hortalizas y árboles frutales autóctonos.

Ocupa aproximadamente la mitad del espacio exterior del interior de manzana, mientras que la otra mitad se destina a espacio relacional de las personas residentes.

En la planta baja del edificio hay también espacios de atención y actividades comunales, una lavandería comunitaria y una gran sala polivalente.

Ayuntamiento de BarcelonaÁrea de Derechos Sociales, Justicia Global, Feminismos y LGTBIContactaAviso legal Accessibilidad