Actuaciones de mejora en la Ronda de Dalt

El Ayuntamiento de Barcelona está impulsando la cobertura de la Ronda de Dalt entre los distritos de Gràcia, Horta-Guinardó y Nou Barris con la participación de las entidades y los vecinos de los barrios que la rodean, que decidirán conjuntamente qué se hará sobre el futuro espacio público disponible una vez se cubra el vial.

Durante los últimos meses del mandato 2011-2015 se constituyó la Comisión de Seguimiento que promueve esta cobertura, que se irá desarrollando por fases siguiendo los anteproyectos ya existentes.

La primera actuación tuvo lugar durante el verano de 2017 con las obras de ejecución del primer tramo de cobertura de la Ronda, entre el Mercado de la Vall d'Hebron y el Institut Vall d'Hebron, entre los barrios de Sant Genís dels Agudells y la Teixonera. Inicialmente se procedió a la construcción de un muro estructural en la mediana de este tramo de la carretera, unas obras que se retomarán durante el mes de marzo del 2018. Será el momento de construir los muros de soporte laterales de la estructura de cobertura, la propia losa y el resto de elementos necesarios: salidas de emergencia, instalaciones del túnel, etc.

La urbanización y la definición del nuevo espacio urbano que se creará con la cobertura de este tramo se decidirá en el marco de varias sesiones participativas que se extenderán hasta abril de 2018. Este debate permitirá establecer las líneas maestras del anteproyecto que recogerá la transformación de parte de este vial en un nuevo espacio ciudadano.

Estructura participativa y agentes implicados

La metodología de este proceso de cobertura de la Ronda de Dalt se estructura alrededor de una Comisión de Seguimiento, que se reúne periódicamente y que está formada por técnicos municipales, grupos políticos, el gobierno y los representantes de las principales entidades de los distritos por donde pasa el vial.

Paralelamente, conforme se vayan desarrollando las actuaciones de cobertura, también se realizarán reuniones y sesiones de participación con las entidades específicas de cada barrio, que podrán dar su opinión sobre la urbanización de cada tramo.