Plan de Prevención de Residuos Municipales

El Ayuntamiento de Barcelona ha creado el Plan de Prevención de Residuos Municipales 2012-2020 para avanzar y establecer nuevas estrategias concretas que potencien un uso más eficiente y racional de los recursos y un impulso a la prevención de generación de residuos, la reutilización y el reciclaje.

El Plan de Prevención de Residuos Municipales 2012-2020 tiene la misión de fomentar la reducción de desechos en la ciudad involucrando a todos los agentes implicados (ciudadanía, empresas, comercios, entidades, asociaciones y administraciones).

La visión es que Barcelona sea una ciudad que progresa, con menos residuos, más eficiente en el uso de los recursos y con una mayor internalización de costes ambientales. Las actuaciones de prevención de este plan tienen ocho años de vigencia. El plan se estructura en dos períodos, según el tipo de actuaciones. Incluye ocho ejes temáticos de actuación: Materia orgánica; Envases ligeros; Papel cartón; vidrio; Voluminosos y RAEE, Otros fracciones; Agentes y lugares específicos, Formación, participación e investigación.

2018

es el año en que está previsto llegar a reducir en un 10% la generación de residuos por cápita

1,27 kg

es la generación diaria por cápita del objetivo del plan (2018)

Hacer llegar a la sociedad de forma clara el mensaje de la prevención y el consumo responsable y consolidar las actuaciones de prevención dentro de la gestión de residuos municipales.

Incorporar en los hábitos de la vida cotidiana actuaciones que fomenten el consumo responsable e inmaterial.

Incrementar la implicación y participación activa y comprometida de los diferentes sectores sociales en las decisiones y actuaciones relativas a la prevención y lograr el compromiso de los agentes económicos para avanzar en la prevención.

Promover y reactivar las posibilidades de reutilización y preparación para la reutilización.

1

Reducir la generación de residuos per cápita el 10% en 2018 (respecto al año de referencia, en 2006).

2

Introducir nuevos hábitos y actitudes en las estrategias de gestión de residuos municipales.

3

Dar un marco de referencia a las actuaciones que se llevan a cabo, aportar una visión estratégica a medio plazo (para los próximos ocho años) y al mismo tiempo establecer un plan de trabajo concreto.

4

Incrementar el grado de liderazgo y concertación del Ayuntamiento en relación con las actuaciones de prevención.

5

Mejorar la efectividad de los recursos aportados a la gestión y prevención de residuos.

6

Aumentar el grado de sensibilización y participación de la población en la gestión de los residuos.

7

Optimizar los resultados de la prevención y eficacia de las actuaciones y reducir y / o optimizar los flujos metabólicos asociados al consumo de bienes y productos y en la generación de residuos.