Protocolo de actuación por situación de sequía

El Protocolo de actuación para riesgo de sequía de la ciudad de Barcelona tiene el objetivo de prevenir y adelantarse a las posibles situaciones de sequía, estableciendo medidas preventivas y definiendo el modelo de actuación de los servicios municipales cuando haya situación de sequía en la ciudad.

Las medidas de ahorro y eficiencia podrían suponer una reducción del consumo de agua, que alcanzaría un ahorro de 293.000 m3/mes, y una reducción de los consumos mensuales habituales de todos los servicios de hasta un 97%.

En este sentido, se establecen diversas acciones según la fase (prealerta, alerta, excepcionalidad, emergencia I, emergencia II, emergencia III y recuperación), consistentes en acciones de sensibilización y comunicación a la ciudadanía y acciones concretas para el ahorro de agua en servicios o actividades que más consumo generan.

 

Más información:

 

106,10 litros

consumo doméstico de agua por habitante i dia en Barcelona

15,16%

de ahorro anual de agua desde la sequía de 2007

17,21%

de ahorro de agua potable en el Ayuntamiento de Barcelona desde 2007

Anticiparse a situaciones de riesgo de sequía y prever actuaciones para adecuarse a los requerimientos y necesidades de gestión en materia hídrica de la ciudad.

Sensibilizar a la ciudadanía en la mejora de los hábitos de consumo de agua.

Organizar, coordinar y velar por el cumplimiento de las actuaciones necesarias para el buen uso de los recursos hídricos de la ciudad.

Minimizar los daños a las personas, medio ambiente, bienes e infraestructuras de la ciudad.

Facilitar información a los afectados directos y resto de la ciudadanía en general.

Colaborar con las Administraciones, Área Metropolitana de Barcelona y Generalitat de Catalunya en el desarrollo del Protocolo en situación de Sequera y las normativas aplicables en todo momento.